• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Los representantes de Facebook (izq.) y Twitter, ante el Senado, ayer. Foto: AP
Los representantes de Facebook (izq.) y Twitter, ante el Senado, ayer. Foto: AP

Con la ausencia de Google, los representantes de las principales plataformas tecnológicas, Facebook y Twitter, comparecieron ayer en el Capitolio para aceptar responsabilidades y tratar de convencer a los senadores de que cooperarán contra las campañas de desinformación que inciden en el ámbito electoral, a dos meses de los comicios legislativos de noviembre.

Gráfico: La Razón de México

Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook, y Jack Dorsey, director de Twitter, dijeron a senadores que sus compañías reconocieron que Rusia se valió de cuentas falsas para difundir mensajes políticos en las elecciones presidenciales de 2016, que llevaron a Donald Trump a la Casa Blanca.

“Fuimos demasiado lentos en identificarlo y demasiado lentos en actuar, la injerencia fue completamente inaceptable”, reconoció Sandberg.

En el mismo ánimo, Dorsey admitió: “Esto no es una plaza pública sana; asumimos la responsabilidad completa de arreglarlo”.

Cuando los legisladores pidieron al CEO de Twitter una definición de red social, Dorsey, quien dirige una plataforma de más de 300 millones de usuarios, comparó este espacio virtual con la dinámica de “una plaza pública que fomenta y aloja conversaciones, pero también entraña riesgos”.

“Nos vimos mal equipados para la inmensidad de los problemas que detectamos. Abuso, acoso, ejércitos de trolls, propaganda a través de bots, campañas de desinformación… esto no es una plaza pública sana y asumimos la responsabilidad completa de arreglarlo”, reiteró.

Ambos ejecutivos desplegaron estilos antagónicos. Sandberg, ya con experiencia en la política desde su anterior rol como consejera de Bill Clinton, habló con sobriedad, mirando a los ojos a sus interlocutores.

Dorsey, por su parte, con un perfil más ejecutivo, se paró con mayor timidez y revisaba su celular en todo momento.

“Nos vimos mal equipados para la inmensidad de abusos, ejércitos de trolls, propaganda, campañas de desinformación… esto no es una plaza sana”

Jack Dorsey

CEO de Twitter

Los dos compartieron el foco de la sala con una silla vacía, la que dejó Google; el gigante informático desairó la invitación de los legisladores, en un gesto que el senador republicano Marco Rubio calificó de “arrogante”.

Las tres compañías llevan meses cuestionadas por su desproporcionada influencia en la manera de pensar de las personas, por sus fallas en el manejo de datos provados que los usuarios les confían y por su vulnerabilidad a la manipulación por parte de agentes extranjeros.

Antes de la audiencia, Trump quiso desviar el foco y calificó de “superprogresistas” a las compañías de redes sociales, también las acusó de interfirir en las elecciones de noviembre.

“Fuimos demasiado lentos en identificarlo y demasiado lentos en actuar, la injerencia fue completamente inaceptable”

Sheryl Sandberg

Directora de Facebook

El de Twitter ofreció una respuesta a la Cámara sobre el supuesto sesgo antirrepublicano. “Nosotros no utilizamos la ideología para tomar decisiones”, dijo Dorsey.

Gráfico: La Razón de México

Pese a la mea culpa entonada por Twitter y Facebook, los legisladores no ocultaron su escepticismo sobre la capacidad de las firmas para responder a los compromisos rumbo a las elecciones de noviembre.

“Todavía hay mucho trabajo por hacer. Y soy escéptico sobre que, finalmente, sean ustedes capaces de responder a este desafío por su cuenta. El Congreso va a tener que actuar”, resumió el demócrata Mark Warner.

“La era del salvaje oeste en redes sociales se va a acabar. ¿A dónde vamos desde aquí? Es una pregunta abierta”.

  • El Dato: Las elecciones de noviembre determinarán si los demócratas alcanzan la mayoría para iniciar un impeachment en contra Trump.

 

 

 

Demócratas suben a Obama al ring

El expresidente de EU, Barack Obama, se sumará a la campaña de los demócratas para las elecciones intermedias, informó ayer el Comité Demócrata de la Campaña del Congreso (DCCC).

“Los demócratas necesitan todas las manos para recuperar la Cámara, y no podríamos estar más honrados de tener la voz inspiradora y el mensaje unificador del presidente Barack Obama en la campaña, con su primera participación en el sur de California”, dijo Ben Ray Luján, presidente de DCCC.

Agregó que el exmandatario buscará reforzar el mensaje que los candidatos al Congreso promueven entre las comunidades.

“Estamos agradecidos por su servicio, apoyando a las futuras generaciones de líderes demócratas”.