• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Banxico. Foto: Especial
Banxico. Foto: Especial

La certidumbre que generó retomar las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) dio tranquilidad al tipo cambiario, lo cual permitió que el Banco de México (Banxico) dejara sin cambios su tasa de interés referencial en 7.75 por ciento.

Al dar a conocer su decisión de política monetaria, el Banxico refirió que aunque los mercados financieros internacionales mostraron episodios de volatilidad en las últimas semanas, debido a la última decisión de política monetaria, el peso mexicano presentó una apreciación y una disminución en su volatilidad.

“Dichos movimientos reflejaron, menor incertidumbre a partir de la elección, así como una mejoría en las perspectivas de la renegociación del TLCAN”, menciona el documento.

De acuerdo con analistas de Grupo Financiero Ve Por Más, en el reporte del banco central se notó un tono menos restrictivo que el del pasado 21 de junio, cuando por unanimidad la Junta de Gobierno del banco central decidió incrementar 25 puntos base su tasa de referencia para dejarla en 7.75 por ciento.

Gráfico: La Razón de México

“Notamos un tono menos hawkish (restrictivo) en el comunicado de Banxico, ya que resaltó que algunos de los elementos que impactaron la inflación han sido de carácter transitorio. Además, observamos que para el banco central, la renegociación del TLC será un factor clave para el escenario futuro, sobre todo por el efecto que tenga en el tipo de cambio”, señaló en su reporte diario.

El pasado miércoles, el economista en jefe de BBVA Bancomer, Carlos Serrano, adelantó que con el incremento de junio, el organismo central había llegado al tope de incrementos, toda vez que los aumentos en su tasa de interés habían sido bastante agresivos.

Sin embargo, aun cuando el panorama es más alentador y se le otorgan menores probabilidades a un alza de 25puntos base en la tasa de interés en los siguientes meses; ello dependerá del desenlace de los elementos de incertidumbre, generados, por la renegociación del TLCAN.

“Nuestro nuevo escenario central es que la tasa de interés se mantenga en 7.75 por ciento hasta cierre de año”, señaló el equipo de análisis de Ve Por Más.

Los especialistas ven que la preocupación por la que podría pasar Banxico estará relacionada con el comportamiento de las expectativas inflacionarias del mercado para los próximos meses, así como la convergencia de la inflación a su objetivo anual de 3.0 por ciento.

Gráfico: La Razón de México

En este sentido, es importante mencionar que la encuesta de expectativas del Banco se estimó que  la inflación cerrará este año en 4.25 por ciento, porcentaje superior a la meta de variación que tiene la autoridad monetaria, por lo que algunos no descartan un alza más antes de que concluya el año.

En este contexto, Banorte Casa de Bolsa refirió que prevé que en los niveles en los que el banco central lo mantenga por lo menos en un horizonte de 18 meses; por lo cual se fortalece la idea de que el repunte de la inflación que se observó en la primera mitad de julio sólo sea temporal.

“Se basa en nuestra expectativa de que el actual repunte inflacionario es temporal, por lo que vemos que la inflación converja a 4.3 por ciento a finales del año, y que el tipo de cambio continuará mostrando un desempeño favorable, cerrando el año en 18.60 pesos por dólar”, refirió un análisis del grupo financiero.

Pero incluso con lo anterior, Banorte consideró que existen otros riesgos importantes que pudieran inducir un alza de tasas antes del horizonte planteado; por ejemplo, que Banxico no pueda deslindarse de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), que mantiene un sesgo restrictivo y contempla, al menos, dos alzas más en su tasa de interés para este año.

Compartir