Cesan a dos federales por operativo ilegal en AICM

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Foto: Archivo


México.- Dos elementos de la Policía Federal fueron separados de cargo este miércoles tras la irrupción que hicieron en la zona de pistas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para hacer una revisión en un vuelo procedente de Venezuela.

“Se cesó a algunas personas, mandos, porque se comprobó que actuaron con irresponsabilidad”, aseguraron funcionarios de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) quienes advirtieron el director de Asuntos Internos de la Policía Federal, Edgardo Flores Campbell, está bajo investigación.

De acuerdo con las autoridades, los agentes de asuntos internos iban vestidos de civil y rompieron todos los protocolos de seguridad que se tienen establecidos en la terminal aérea del Distrito Federal.

Con ello, destacaron, se puso en riesgo la vida de los pasajeros del citado vuelo, pues iban con armas largas.

Las autoridades dijeron que por el momento no se darán a conocer los nombres de las personas dadas de baja pero aseguraron que la investigación que se realiza al interior de la corporación podría derivar en el cese de otros agentes.

Agentes de Asuntos Internos de la Policía Federal dijeron que realizaron un operativo en el aeropuerto capitalino para atender un falso reporte de tráfico de droga, violando la normatividad aeroportuaria y colocaron en riesgo a viajeros.

Ese día, unos 30 agentes llegaron sin previo aviso al hangar de la corporación y se introdujeron a la plataforma –lugar donde cargan y descargan las aeronaves–, con el argumento de que realizaban un operativo.

Sin embargo, luego se supo que no contaban con permisos de acceso, vestían de civil y portaban armas largas.

Los agentes implicados se dirigieron a las pistas y revisaron el vuelo 695 de Aeroméxico, que llegó de Caracas, Venezuela, supuestamente con un cargamento de 10 kilogramos de cocaína que habían sido reportados pero que al final no hallaron. Esto luego de abrir las maletas de todos los pasajeros y revisar el avión.

Personal de la propia Policía Federal, agentes de aduanas y elementos de la Marina, observaron el operativo que duro unas dos horas, sin intervenir.