CH7 no anota y se enfada al ser sustituido

Javier Hernández llegó a 52 días sin anotar un gol, pero a su mala racha frente al arco se suma la molestia por ser cambiado por su técnico.
Ante el CSKA Moscú, el tapatío dejó la cancha al 81’ y tal fue su enojo, que se fue directo a los vestidores y no terminó de ver el partido con sus compañeros en la banca.