• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Almeyda, en un partido dirigiendo al Rebaño.

Hace poco menos de tres semanas las Chivas Rayadas se estaban proclamándose monarcas de la Concachampions, un cetro que no deja de ser un logro internacional que le brindó al Rebaño la oportunidad de asistir al Mundial de Clubes a celebrarse en diciembre en tierras orientales.

Sin embargo, en un parpadeo, lo que era miel sobre hojuelas pasó a ser una predecible debacle. Hoy el equipo tapatío se ha quedado sin uno de sus jugadores estelares como lo era Rodolfo Pizarro, quien para la siguiente campaña defenderá los colores de Monterrey, y el portero Rodolfo Cota, quien ahora guardará los tres palos del León; además, ayer se concretó la salida de su timonel, Matías Almeyda, uno de sus estrategas más ganadores en su historia; pero no sólo eso, como consecuencia también dejaron de contar con los servicios de su recién contratado presidente deportivo, Francisco Gabriel de Anda.

No obstante, es la salida de El Pelado la que más duele a la afición rojiblanca, luego que desde que llegó en 2015, para sustituir a José Manuel de la Torre como timonel de Chivas, cuando los tapatíos estaban en plena lucha por no descender al Ascenso MX, tuvo una gran conexión con los hinchas y de a poco fue cumpliendo con las expectativas.

“Hoy nos vamos, pero quedamos en la historia; pasarán los años y mucha gente recordará que este cuerpo técnico pasó por aquí. Fue muy triste, fue algo extraño para todos el hecho de despedirnos y no poder seguir compartiendo momentos”, expuso el argentino ayer.

En los casi tres años que el argentino estuvo al frente de Chivas el equipo recuperó su mística y, medianamente, la etiqueta de club grande con varias finales.

El primer cetro que Almeyda y los suyos consiguieron fue en la Copa, en el Clausura 2015, cuando Chivas eliminó a Veracruz en penaltis por 6-5 en cuartos; en semifinales dio cuenta de Toluca por 1-0, y en la final se midió con León en el Bajío.

Luego llegó la Supercopa MX disputada ante Veracruz en Estados Unidos, en julio de 2016; las anotaciones fueron de Orbelín Pineda y Omar Bravo. Casi un año después de su primer logro y con la permanencia ganada, los rojiblancos llegaron a otra última fase de la copa, fue en la edición del Apertura 2016 ante Gallos en La Corregidora, ante quienes se impusieron en la tanda de penaltis.

En abril de 2017, El Pelado encaminó a Chivas a un doblete. Su primera final en casa la ganó, desde los once pasos, ante el Morelia con marcador de 3-1, tras quedar 0-0 en los 90’. Poco más de un mes después, el 28 de mayo de 2017, el Guadalajara jugó la final de liga, tras en 11 años de no hacerlo. El rival fue el todopoderoso Tigres de Ricardo Ferretti. La ida quedó 2-2 en el Universitario, mientras que en la vuelta, la victoria fue para el Rebaño Sagrado por marcador de 2-1 para coronarse por global de 4-3.

Ahí no terminó el historial exitoso del argentino, pues también después de 11 años, Chivas disputó el título de la Liga de Campeones de la Concacacaf, tras derrotar al Toronto por 4-2 en el global.

Vergara tiene adeudo de mil 941 millones de pesos

Ayer se dio a conocer que 15 de las empresas de Jorge Vergara, dueño de las Chivas, tienen una deuda con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por más de mil 941 millones de pesos, esto según a una publicación del diario Reforma.

Del monto que maneja el rotativo, 689 millones de pesos no tendrían condonación, por lo que deben de pagarse; mientras que mil 252 millones están en litigio legal. También se señaló que tan sólo en los últimos seis años la deuda con el SAT que tiene el empresario es de 234 millones 738,950 pesos.

Lo anterior se suma a la falta de pagos a jugadores y a integrantes del cuerpo técnico de Matías Almeyda, a quienes le deben premios por conseguir el título de Liga y de Copa en el 2017.

En la última parte del semestre anterior los jugadores mostraron su inconformidad por los adeudos de la directiva rojiblanca. Las protestas comenzaron por redes sociales, pero terminaron en la cancha, donde en entrenamientos portaron una playera con mensaje a los hombres de pantalón largo.

Vergara apareció de nuevo, al menos en Twitter, y lo hizo para agradecer a Matías por sus servicios al frente del Guadalajara.