• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Pulido lamenta una falla el torneo pasado. Foto: Mexsport
Pulido lamenta una falla el torneo pasado. Foto: Mexsport

Con la derrota sufrida a manos de Cruz Azul el sábado pasado, las Chivas llegaron a 10 partidos sin ganar como locales, su peor racha en la historia de los torneos cortos. El equipo rojiblanco no consigue la victoria en el Estadio Akron desde el 28 de octubre del año pasado, cuando en juego correspondiente a la Fecha 15 del Apertura 2017 derrotó 3-1 a los Xoloitzcuintles de Tijuana.

Desde entonces, el Guadalajara solamente ha conseguido tres empates, mientras que en sus otros siete encuentros sucumbió. Hace dos años, el Rebaño Sagrado acumuló nueve cotejos sin obtener los tres puntos en su feudo, tres en el Apertura 2015 y seis en el Clausura 2016, su racha más extensa sin salir airoso como local en la Liga MX, hasta antes de la caída ante el conjunto cementero, en la Jornada 2 del Apertura 2018.

En lo que va de 2018, el Chiverío ha logrado únicamente tres triunfos; sin embargo, todos fueron en la Concacaf Liga de Campeones, torneo en el que se proclamaron campeones el pasado 25 de abril y gracias al cual participarán en el Mundial de Clubes, que se llevará a cabo en Emiratos Árabes Unidos, del 12 al 22 de diciembre.

Sin embargo, la crisis del equipo rojiblanco es más alarmante debido a que esa victoria sobre Xolos, en octubre pasado, es la única que ha conseguido desde que fue campeón del futbol mexicano en el Clausura 2017.

Pese a ello, ésta no es la peor racha sin triunfos del club jugando como local en la historia, ya que en dos ocasiones hiló 12 desafíos sin alzarse triunfador, ambas en la época de los torneos largos.

La primera de ellas fue en la temporada 1976-1977, cuando en nueve de ellos igualó, mientras que en los otros tres salió derrotado. La segunda y última vez hasta el momento que ello ocurrió, fue en la campaña 1990-1991, con once empates y sólo un descalabro.

Gráfico: La Razón de México

La racha actual comenzó con la derrota sufrida a manos del Atlas (1-2) en el Clásico Tapatío correspondiente a la Jornada 16 del Apertura 2017. En el Clausura 2018, los entonces dirigidos por Matías Almeyda fueron incapaces de conquistar un triunfo en las ocho citas que tuvieron como anfitriones; perdieron ante Cruz Azul (1-3), Monterrey (1-2), Santos (0-2), Veracruz (0-1) y León (0-2), mientras que dividieron puntos con Pachuca (1-1), América (1-1) y Tigres (0-0). Su primer compromiso en este certamen con el apoyo de su gente no comenzó de la mejor manera, tras una nueva caída ante La Máquina Celeste (0-1).

Los próximos dos encuentros de los ahora dirigidos por José Saturnino Cardozo como locales en el Apertura 2018 serán ante Santos (Fecha 4, 12 de agosto) y Necaxa (Jornada 6, 21 de agosto). En caso de no salir con las tres unidades en ninguno de los dos, la institución fundada en 1906 estaría igualando su peor marca como anfitrión en partidos de Liga MX.

Si la maldición no se rompe frente a los Guerreros o los Rayos, los tapatíos estarían obligados a superar al Pachuca el próximo 1 de septiembre (Fecha 8), para no alargar a 13 los cotejos sin ganar en su terruño, algo inédito hasta hoy.

La última gran racha del otrora Campeonísimo sin triunfar en calidad de anfitrión llegó a su fin con un contundente 4-0 sobre los Pumas, en la Jornada 12 del Clausura 2016, resultado con el que el equipo se encarriló para obtener dos éxitos más, que le permitieron clasificar a la Liguilla de aquel torneo, en el que fue eliminado por su archirrival América en la ronda de cuartos de final.

A los entrenados por Cardozo les urge enderezar pronto el camino, si no quieren escribir un nuevo capítulo negativo en la historia del club.

  • El Dato: El estadio Akron del Guadalajara cumplió el pasado domingo ocho años desde su inauguración ante el Manchester United.