• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Policía Cibernetica
Elementos de la policía cibernetica. Foto: Especial

La adopción de las nuevas tecnologías incrementa exponencialmente la brecha de seguridad en todo el mundo, la cual creció más en los últimos tres años, pues sólo en 2016 hubo un aumento de hasta 500 por ciento en pérdida de información por ataques cibernéticos, respecto a dos años previos.

En entrevista con La Razón, Eduardo Palacios, especialista en soluciones de seguridad de IBM México, dijo que tan sólo en el año anterior se observaron más de cuatro mil millones de pérdidas.

Para el especialista, en la actualidad existen ataques cada día más innovadores que buscan incidir en las organizaciones. En México se han sofisticado de tal manera que estos ataques se pueden realizar casi de cualquier forma.

Estos actos, según datos de IBM, cuestan a la economía mundial 445 mil millones de dólares anuales; de hecho cada evento que vulnere la seguridad de un registro digital tiene un costo de 141 dólares.

“En México se ha sofisticado tanto que ahora se puede comprar en service, puedes adquirir cualquier tipo de ataque, es tan accesible que fácilmente alquilas hasta 100 máquinas para que realices el embate. Incluso personas sin conocimiento tecnológico pueden realizar uno”, explicó Helena Rifà-Pous, directora del Máster Universitario en Seguridad de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC).

Gráfico: La Razón

Entre los números tenebrosos de la ciberseguridad se encuentra que 80 por ciento del cibercrimen es organizado; sin embargo, es posible que cualquier persona, hasta las no familiarizadas con los temas tecnológicos, pueda delinquir.

La firma de consultoría PwC señala en una encuesta realizada a empresarios, que las compañías indicaron que la principal fuente de los incidentes de seguridad interna son los exempleados, con un 44.5 por ciento; los hackers representan 34.3 por ciento y los competidores con 31.2 por ciento.

Asimismo, especifica que las principales fuentes de incidentes en México se dieron a través de dispositivos móviles, ataques de phishing, tecnologías de consumo o sistemas de pago móvil.

Además, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), a través del Índice de Ciberseguridad Global (ICG) 2017, ubicó a México en el primer lugar entre países latinos con un compromiso para atender la ciberseguridad, pero aún dista de Estados Unidos y Canadá.

Los especialistas explicaron que todavía hay retos importantes, principalmente en la adopción de la seguridad y en el tema de concientizar a los individuos.

“Es curioso, porque si bien hablamos de la sofisticación de los ataques, en regiones como Latinoamérica y en particular en México, los más simples o tradicionales, como la ingeniería social a través de phising o malware, son los que afectan más a la región, y eso tiene que ver con una falta de cultura de seguridad”, dijo Palacios.

Compartir