Miércoles 20.01.2021 - 10:09

Colosal estudio abre puerta para nuevas terapias anticáncer

Colosal estudio abre puerta para nuevas terapias anticáncer
Por:

Más de mil investigadores de cuatro continentes lograron elaborar el atlas más completo de dos mil 700 genomas de 38 tumores diferentes, con lo cual marcan un precedente, pues este estudio puede contribuir a comprender el proceso de mutación de las células cancerígenas y con ello facilitar el diagnóstico de esta enfermedad y diseñar terapias adaptadas a cada paciente.

“Los conocimientos acumulados del origen y la evolución de tumores podrían permitir desarrollar nuevos instrumentos para detectar los cánceres antes, así como (desarrollar) terapias más personalizadas, para tratar a los pacientes más eficazmente”, señaló el doctor Lincoln Stein, uno de los científicos líderes del proyecto, en un comunicado del Instituto de Ontario para la Investigación sobre el Cáncer (Canadá).

Te puede interesar: Todo lo que debes saber de la edición 41 de la FIL del Palacio de Minería

La pesquisa la dio a conocer ayer la revista Nature y detalló que el trabajo lo coordina el Consorcio Pan-Cáncer para el Análisis de Genomas Completos (PCAWG, por sus siglas en inglés).

Uno de los descubrimientos de los científicos es que existe una diferencia entre el cáncer de un paciente a otro, explicó  el investigador Peter Campbell, del Wellcome Sanger Institute.

Lo anterior se debe al gran número de mutaciones genéticas que puede sufrir un tumor, las cuales pueden depender de factores ligados al estilo de vida de la persona; por ejemplo, si consume con frecuencia alcohol o tabaco.

"Durante las últimas dos décadas, la comunidad científica se ha dado cuenta de que el cáncer es fundamentalmente una enfermedad del genoma, promovida por la acumulación gradual de mutaciones en las células”

Lincoln Stein

Investigador del Instituto para la Investigación del Cáncer de Ontario

El estudio también revela que hay cánceres que incluso tienen un proceso de desarrollo desde la infancia, aunque se detecten después. “Esto muestra que la ventana para una intervención precoz es mucho más amplia de lo que se pensaba”, detalló Campbell.

También se demuestra que desde el punto de vista genético, los tipos de tumores que afectan diferentes partes del cuerpo pueden tener más puntos en común de lo que se pensaba hasta ahora.

“Por ejemplo, puede haber algunos cánceres de mama y de próstata en los que las mutaciones son similares. Esto quiere decir que a un paciente afectado en la próstata se le podría administrar el mismo tratamiento que se le da a una enferma de las glándulas mamarias”, señaló  el científico Joachim Weischenfeldt, de la Universidad de Copenhague.

Los investigadores explicaron que en promedio cada genoma de un tumor tiene de cuatro a cinco mutaciones susceptibles de causar cáncer; cuestión que varía según el tipo de enfermedad. sólo en cinco por ciento de las muestras no pudo identificarse la “huella” genética que disparaba el padecimiento.

“Es importante tener en cuenta que se analizó el genoma completo de los cánceres, no sólo los exomas, y eso nos permitió conocer muchos puntos débiles”, explicó Ivo Gut, director del Centro Nacional de Análisis Genómico de España.