Las incomodidades en el oído se tomaron como “mera casualidad”

COVID-19: Científicos en EU analizan nueva secuela que afecta a los oídos

Científicos estudiaron la relación entre el dolor de oídos y el COVID-19; aseguraron que no se tomó en cuenta al inicio de la pandemia por creer que era "mera casualidad"

Científicos informan sobre la nueva secuela por COVID-19, nombrada tinnitus.
Científicos informan sobre la nueva secuela por COVID-19, nombrada tinnitus.Foto: Especial
Por:
  • La Razón Online

Una nueva investigación científica de Estados Unidos reportó casos de pacientes que tuvieron COVID-19 y perdieron el oído, presentaron disfunción auditiva, así como "tinnitus", la cual se trata de molestias en el órgano.

De acuerdo con Direct SARS-CoV-2 infection of the human inner ear may underlie COVID-19-associated audiovestibular dysfunction, se analizaron 10 pacientes que se enfermaron por el virus y posteriormente mostraron secuelas en el oído.

Los especialistas expusieron que el virus pudo afectar las células de esta parte del cuerpo, por lo que examinaron el tejido, los modelos celulares in vitro y, finalmente, examinaron la situación en el sistema auditivo de los ratones.

Cabe mencionar que el síntoma denominado “tinnitus” aún no tiene registro, según la publicación; además, no lo viven todos los pacientes postcovid, aunque los especialistas destacaron que algunos de los casos se complican.

Dentro del estudio presentado por la revista Nature, el equipo de Commutications Medicine explicó que este síntoma y secuela no se tomó en cuenta al inicio de la pandemia, pues los pacientes mostraron mayor riesgo de muerte. Es por ello que las incomodidades en el oído se tomaron como “mera casualidad”.

Los primeros resultados arrojaron que el tejido del oído interno permite la entrada del virus SARS-CoV-2 al organismo por la presencia de una enzima llamada ACE2, además de que las células ciliadas (ubicadas en el oído) y las de Schawnn (presentes en el sistema nervioso) también se infectan.

De esta forma, siete de los 10 participantes reportaron hipoacusia, es decir, la incapacidad parcial de escuchar sonidos en uno o ambos oídos; nueve experimentaron zumbidos; seis tuvieron sensación de vértigo.

Cabe recordar que el COVID-19 demostró afectar los sentidos del gusto y el olfato en algunos casos. Bajo este panorama, los investigadores recomendaron que, ante cualquier síntoma, acudan al médico.

MAEP