Cierre de campaña

SURCO

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El cierre de campaña del Frente en la ciudad, fue un evento multitudinario, más de 150 mil personas congregadas alrededor del Ángel de la Independencia.

Cerrar, nos dice el Diccionario de la lengua española, es ponerle término a algo o concluirlo, poner fin a tareas políticas o de otra índole. Este domingo 24 de junio, no concluyeron las campañas, el calendario jurídico electoral en todo el país, marca el miércoles 27 de junio a las 23:59 como el momento de cierre, a partir de ese momento todo acto de promoción del voto estará fuera de la ley.

Sin embargo, por una práctica común en todos los partidos, los actos multitudinarios o simbólicos en la etapa final de las campañas son denominados cierres, independientemente de que los candidatos prosiguen con eventos públicos o privados tendientes a la consecución de votos, hasta el último segundo.

El lugar del cierre siempre entraña un mensaje político en sí mismo, además del número de asistentes, el perfil de los que acompañan o la mecánica del mismo.

En los últimos años, las redes digitales, la fiscalización y medios de comunicación, han provocado la reducción del número de eventos masivos en las campañas electorales; en las primeras, se cuestiona la efectividad en la conquista del voto y como un ejemplo, se menciona que la viralización de información tiene mayor impacto que la concentración física de personas.

La fiscalización de los órganos electorales ha hecho su parte; la presencia del personal del INE que registra y contabiliza los eventos, han llevado en lo local a que se privilegie más el contacto personal en reuniones pequeñas, austeras, y a mayor uso de las redes sociales o también llamadas digitales como Facebook, Twitter o Instagram.

Los medios de comunicación, principalmente la prensa, llevan varios lustros, siendo críticos de las formas de convocatoria, movilización de las personas y el arribo a los lugares designados para cierre.

A eso, sumemos que en la era de la información,   del reino del teléfono celular y con una población urbana nacional que ronda el 80% de la total, la exigencia de creatividad e innovación es creciente, por lo que convocar a cierres masivos puede ser muy tradicional, y carente de atractivo.

Sin embargo, las plazas públicas se siguen llenado de enormes contingentes que se dan cita para apoyar al emblema o la persona en la que se cree o por la que conviene votar.

La práctica resiste a irse, quiere convivir con sus nuevos rivales, las redes sociales y plataformas como el WhatsApp; así como sobrevivió a la radio y a la televisión, quiere acomodarse a los nuevos tiempos. Quizás con menos uso y centralidad, pero todavía latente como instrumento electoral que genera percepciones y envía mensajes.

Por el momento, el Frente ganó la partida de cierre, la avenida Reforma registró mayor afluencia de personas que las que Morena puede concentrar en el Azteca.

Obdulio Ávila
Obdulio Ávila

Latest posts by Obdulio Ávila (see all)

Compartir