Atención a estudiantes

Van por 329 escuelas con comidas calientes en CDMX; plan depende de COVID-19

Hay otras 300 escuelas que serían apoyadas por la Autoridad Educativa de la CDMX para realizar las comidas, de acuerdo con autoridades locales

8
El plan es para reforzar la alimentación de los estudiantes de nivel básico de escuelas públicas.Foto: Archivo.
Por:

El programa de “Comidas calientes”, el cual pretende ofrecer alimentos completos en esta modalidad en las escuelas de educación básica de la Ciudad de México, aspira a que, en este año, haya hasta 329 planteles que puedan implementar el programa, sin embargo, todo depende del COVID-19.

Además, hay otras 300 escuelas que serían apoyadas por la Autoridad Educativa de la CDMX para realizar las comidas. 

No obstante, el avance del programa y su implementación dependerá del cambio del semáforo epidemiológico por COVID-19, en el supuesto de que es poco probable regresar a las escuelas en el primer trimestre del año. 

Esthela Damián, titular del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia local, expuso que en la primera fase realizada en el ciclo escolar 2019-2020, 143 planteles educativos se inscribieron a la iniciativa y en 2020-2021 se agregarían otros 186, con lo que se beneficiarán a 85 mil 715 estudiantes.

La funcionaria aclaró que si bien se trabajará en la colocación del equipo necesario para que puedan elaborarse los alimentos en las escuelas, esto no será una realidad hasta que la pandemia lo permita. 

Actualmente ya hay 186 cocinas prototipos con condiciones para operar; asimismo, en los planteles deberán instalarse comités de padres que se encargarán de elaborar los alimentos. 

La funcionaria también anunció que se extiende el programa Apoyo Alimentario a las niñas, niños y adolescentes del Programa “Mi Beca para Empezar”, en sustitución de los alimentos fríos que se repartían en 2 mil 635 escuelas. 

Para este programa, se utilizarán recursos fiscales además de los federales provenientes del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM), contando con 273 millones 20 mil pesos, para la adquisición de los apoyos alimenticios. La compra se realizó a SUPERISSSTE, que otorgó mejor oferta precio y calidad.