Al filo de la muerte, los Condores salvan a nino

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

Dos ambulancias en tierra, una ambulancia aérea, al menos seis paramédicos, agentes cerrando calles para permitir el paso de las unidades de emergencia... en menos de 15 minutos el equipo de rescatistas de la Secretaria de Seguridad Pública capitalina (SSP-DF) salvó a Gerardo, un niño de cuatro años que estuvo a punto de morir por una insuficiencia respiratoria provocada por el cáncer de médula que padece.

Diariamente las ambulancias aéreas del equipo Cóndores de la dependencia que encabeza Hiram Almeida salvan la vida de al menos dos personas a las que rescatan y llevan en minutos a diferentes hospitales en la ciudad.

Asimismo trasladan órganos humanos, para quienes esperan un trasplante.

Ayer el piloto de una de esas aeronaves, que estaba en el hangar de la SSP-DF detrás de la terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, recibió una alerta en su radio

de comunicación.

En Insurgentes, en límites del DF y el Estado de México, una madre y una abuela buscaban que alguien ayudara al pequeño Gerardo porque no podía respirar.

Un hombre en la calle pidió ayuda a la policía y llegaron dos paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) en la unidad con matrícula DF-003-G2, que al ver lo mal que estaba el menor solicitaron la ambulancia aérea.

Subieron al niño a la ambulancia y lo llevaron al punto más cercano donde pudiera aterrizar el helicóptero: el patio de la Casa del Peregrino, en la delegación Gustavo A. Madero.

Mientras se acercaban al lugar y un par de patrullas les abría paso entre el tráfico, el helicóptero de la SSP-DF, con matrícula XC-LOG, cruzó la mitad de la ciudad y ya estaba aterrizando.

Mientras se acercaban a la colonia Roma, otra ambulancia del ERUM fue alertada y casi al mismo tiempo llegó la unidad y aterrizó en las canchas de basquetbol localizadas en el cruce de las calles Huatabampo y Orizaba, en la colonia Roma, delegación Cuauhtémoc.

En minutos los paramédicos trasladaron al pequeño al Hospital Infantil de México Federico Gómez. Ahí los especialistas le practicaron una traqueotomía y le salvaron la vida. Ayer por la noche el niño fue reportado fuera de peligro.