ALDF ve imposible regularizar mototaxis:

ALDF ve imposible regularizar mototaxis:
Por:

Ninguna de las unidades de mototaxi que ofrecen sus servicios a las afueras del Metro Auditorio podrá ser regulada por el Gobierno de la Ciudad de México; la primera autoridad responsable de poner freno a sus operaciones es la delegada de Miguel Hidalgo, afirmó la presidenta de la Comisión de Movilidad, Francis Pirín.

Ayer, La Razón dio a conocer que a las afueras del Auditorio Nacional varios motociclistas con distintivos de la empresa I Go ofrecen servicios de transporte para los trabajadores de la zona de Polanco y toda la Ciudad de México con una tarifa base de 30 pesos con las mínimas medidas de seguridad y sin un seguro para los pasajeros en caso de accidente.

Al respecto la diputada de la Asamblea Legislativa (ALDF), Francis Pirín detalló que esta empresa no será regulada en modo alguno por la Secretaría de Movilidad (Semovi) ni contará con el apoyo de la comisión a su cargo para tal propósito.

“La ley es muy clara, en el artículo 59 de la Ley de Movilidad dice que las motocicletas en la Ciudad de México son exclusivamente para particulares y que de ninguna manera se pueden utilizar estas unidades para el transporte de pasajeros porque no están diseñadas para este propósito. Indica que sólo se pueden regular los ciclotaxis, que son unidades específicamente diseñadas para ello”, afirmó.

Cuestionada sobre por qué los elementos de la Policía de Tránsito, la Secretaría de Movilidad o el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) no han actuado, aseguró que la autoridad delegacional debe dar aviso.

“Es muy preocupante que dejen crecer este fenómeno,  pero la primera responsabilidad es de la jefa delegacional de Miguel Hidalgo. No puede ser omisa ante este fenómeno si ya lo ha notado. Como gobierno de primer contacto debe dar aviso al gobierno central, a la Secretaría de Movilidad, a la Secretaría de Seguridad Pública y al Invea para  que inicien los operativos”, acotó.

Resaltó que, como documentó La Razón, al no contar este servicio con un seguro de gastos médicos los usuarios quedan expuestos a sufrir algún accidente sin la garantía de que recibirán atención médica especializada ni la reparación del daño, además de que pone en riesgo a los usuarios en tanto que los operadores pueden detectar sus movimientos.

“Este tipo de servicio es peligroso por las condiciones mínimas de seguridad, sin capacitación, sin saber quiénes son y sin seguridad, sostuvo.