Álvaro Obregón 286: Rodrigo y Pau se ven donde nacieron de nuevo

Álvaro Obregón 286: Rodrigo y Pau se ven donde nacieron de nuevo
Por:

Sentados en una banca, sobre un camellón, Rodrigo Heredia y Paulina Gómez reflexionan con tristeza, dolor y esperanza la manera en cómo cambió su vida tras el derrumbe del edificio en el que trabajaban hasta el sismo del 19 de septiembre de 2017, en la colonia Roma.

Desde aquel entonces los lazos de amistad entre ellos se han hecho más fuertes cada día. Ahora, platican frente al predio de la calle Álvaro Obregón 286, donde antes hubo un edificio de seis niveles, que cayó después del fuerte movimiento telúrico; un hecho que jamás olvidarán y marcó sus vidas para siempre.

“Yo llegué a las cuatro de la tarde el día del sismo y a las ocho de la noche ya estaba encima de la estructura colapsada. El 20 de septiembre por la tarde tuvimos contacto auditivo con Paulina y hasta las 10 de la noche fue que la pudimos extraer. En esas horas también tuvimos contacto con muchas personas que desafortunadamente ya no alcanzamos a rescatar”, aseguró Rodrigo Heredia, en entrevista con La Razón.

El rescatista independiente indicó que fueron horas de angustia, de preocupación, nostalgia, tristeza y cansancio extremo, ya que tuvieron que evacuar en al menos tres ocasiones el edificio caído.

“Para llegar a donde estaba Paulina se hicieron diversas perforaciones de hasta cuatro metros por 24 horas seguidas; ella estaba en el cuarto piso. Yo estoy agradecido por haber tenido la oportunidad de haber rescatado a Paulina ante la tragedia, pero es un sentimiento muy fuerte; a mí me cambió la vida. Con esto el compromiso con la sociedad se hizo más fuerte, porque tenemos la posibilidad de ayudarnos todos y no necesitamos que pase un desastre para apoyarnos”, sostuvo.

Paulina Gómez, rescatada a más de 30 horas del terremoto, detalla que estar bajo los escombros fueron momentos de angustia, porque pensó en la posibilidad de no ser ubicada y perecer en el edificio colapsado.

“Estaba en el cuarto piso,  trabajaba para un despacho contable. Yo era parte del reclutamiento del personal, y en el momento del sismo sentí que se movió el edificio, pero no sonó la alarma; pensé que era un camión pesado sobre la avenida, pero se sintió más fuerte. Me quedé en el pasillo de enfrente y en ese momento vi cómo el techo ya venía hacia nosotros".

Paulina Gómez

Sobreviviente del sismo

“Quedé en posición fetal y en el momento del colapso se me vino todo al pie. Casi desde el primer momento comencé a escuchar a otros dos sobrevivientes y los tres salimos después de 36 horas.

“Había mucho aire, por eso aprovechamos que estábamos en los escombros para conocernos y saber qué había pasado; fueron momentos de duda, porque los rescatistas pasaron a nuestro lado y nunca nos escucharon. Sólo nos quedó esperar hasta que nos escucharan para salir de ahí.

“Oíamos los trabajos de martillo de los rescatistas y no tenía hambre ni sed, yo creo que el miedo me ganó; la emergencia me ganó. Cuando me rescataron sólo sentí un gran alivio y fue cuando me di cuenta de la magnitud de lo que sucedió; estuve cuatro días en el hospital porque me trataron por deshidratación y de mi pie.

“Ha sido un año de duelo, porque fallecieron 38 personas en mi piso; cada día es ir aceptando lo que pasó y no ha sido sencillo”, narra.

Paulina Gómez agradece a Dios por haberle dado una nueva oportunidad de estar viva, pues recuerda que en su piso trabajaban muchos amigos que quedaron debajo de los escombros y que nunca volverá a ver.

“Agradezco a los rescatistas y a la gente que me ayudó, porque sin su voluntad no hubiera podido estar viva; cada día voy conociendo a todas las personas que estuvieron involucradas en mi rescate y pido porque nunca les falte nada.

“Pienso trabajar en un futuro no muy lejano, ya que he tenido cuatro operaciones en mi tobillo, que quedó muy fracturado porque se vino toda la losa del techo sobre él.

“Me dicen los doctores que es muy probable que no quede del todo bien, porque fue mucho peso el que cayó sobre mí; pero sí puedo caminar, aunque me ayudo de un bastón, pero espero que a la brevedad me pueda incorporar a un trabajo donde me pueda seguir desempeñando”, aseguró entre lágrimas al recordar su historia.

El Dato: En este inmueble se salvó a 28 personas y participaron 14 equipos rescatistas.