Miércoles 30.09.2020 - 15:46

Arrranca congreso internacional de salud mental

Arrranca congreso internacional de salud mental
Por:

Armando Ahued (foto) afirmó que cuatro de las seis principales causas de las discapacidades son resultado de trastornos. Foto: Cuartoscuro

México.- El secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued Ortega, puso en marcha el Primer Congreso Internacional Horizontes de la Salud Mental en la Segunda Década del Siglo XXI.

En el acto, el funcionario destacó que “cuatro de las seis principales causas de las discapacidades provocadas son resultado de trastornos neuropsiquiátricos”, como depresión, daños colaterales por el abuso del alcohol, esquizofrenia y bipolaridad.

Tras recalcar la importancia de la detección y atención oportuna de esas enfermedades, dijo que la salud mental es una de las prioridades del gobierno local, pues en estado óptimo permite a las personas demostrar sus capacidades, afrontar los problemas y trabajar de manera productiva.

Por el contrario, además de los costos de salud y sociales, las personas afectadas por trastornos mentales son víctimas de violaciones de los derechos humanos, estigma y discriminación, manifestó.

Por ello, indicó Ahued Ortega, es necesario trabajar de manera conjunta a fin de reducir la brecha entre lo que se necesita hacer y lo que realmente se está haciendo; entre la carga de los trastornos mentales y los recursos empleados para hacerles frente.

El funcionario del Gobierno del Distrito Federal aseguró que ese es el compromiso de la administración actual, y la premisa del jefe de gobierno, Marcelo Ebrard Casaubon.

En cuanto a los impactos económicos por las enfermedades mentales, expuso que se expresan en la disminución del ingreso personal, dada la incapacidad del enfermo e incluso de sus cuidadores para trabajar, así como en el aumento del uso de los servicios de atención y apoyo.

El costo psicosocial de los desórdenes de la niñez, puede ser muy alto y permanecer oculto. El comienzo precoz del trastorno mental afecta la educación y la carrera temprana profesional, abundó.

Además, señaló que las consecuencias en la adultez son enormes si no se proveen intervenciones efectivas. “Niños con trastornos de conducta generan costos adicionales en las edades de 10 a 27 años. Estos no sólo se relacionan con la salud, como se cree, sino con los sistemas de educación y justicia, lo cual crea riesgos al capital social”.

En el inicio de este congreso participaron ponentes de diferentes países, expertos y especialistas en la materia que destacaron la importancia de la integración de la prevención y la promoción en salud mental dentro de las estrategias de salud pública, para evitar muertes prematuras, disminuir el estigma que rodea a las personas con trastornos mentales y mejorar el ambiente económico y social.

También coincidieron en que la legislación juega un papel importante al promover la salud mental y la prevención de trastornos mentales, pues no se limita a regular la forma en que se prestan dichos tratamientos en las instituciones sanitarias,

La legislación, añadió, proporciona el marco legal para abordar aspectos importantes como la integración en la comunidad de personas con trastornos mentales, la prestación de una atención de calidad, la accesibilidad a dichos cuidados, la protección de los derechos civiles y promoción de derechos en otras áreas primordiales, como la vivienda, educación y empleo.

La Secretaría de Salud capitalina recordó que el Distrito Federal cuenta con una Ley en materia de Salud Mental, la primera en Latinoamérica, que incluye reglas específicas para la protección de grupos vulnerables, como los niños, las mujeres y los adultos mayores.

fcl