Lunes 3.08.2020 - 12:58

Atribuyen operadores del Metro choque por falta de mantenimiento

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Cuartoscuro

La falta de comunicación entre los choferes y el centro de control del Metro, fallas en el limpiaparabrisas de uno de los trenes y un hoyo en el techo de una estación, son los factores que influyeron en el choque de la estación Oceanía de la semana pasada.

Así lo dieron a conocer los dos conductores de los trenes involucrados, Rodrigo Pascual y Fernando Rosales, en entrevista radiofónica.

El operador del tren que fue impactado relató: “Al salir de la estación Oceanía y avanzar, como a 80 metros alcancé a visualizar una como lámina que bloqueaba la vía. Entonces apliqué frenado para evitar dañar el tren y avisé para solicitar corte de corriente, pero no recibí respuesta”, dijo Pascual.

En tanto que Fernando Rosales, dijo que salió de la terminal con pilotaje automático, como marca el protocolo. Hasta que salió del túnel de la estación Terminal Aérea y se dio cuenta de que llovía.

Detalla que intento prender su limpiaparabrisas, el cual no funcionaba, y dijo que no podía cambiar a conducción manual en ese punto porque necesitaba frenar el tren y estaba en un tramo en pendiente ascendente, “por lo que seguí en automático hasta llegar al techo de la siguiente estación”.

En ese momento caía una fuerte lluvia, y como el techo de la estación está roto “era una cascada impresionante, acompañada de la granizada, al tren le sirve como mantequilla para que se deslice”, dijo.

El tren que operaba Pascual sí empezó a salir de Oceanía, por lo que Rosales tenía el semáforo en verde, es decir que podía avanzar.

“Cuando logró entrar a la estación, es ahí cuando veo la señal de entrada, la cual se encontraba en rojo, ahí es cuando pido mi primer corte de corriente, pero el tren ya se venía deslizando”.

Fernando dijo que pidió corte de corriente hasta cuatro veces, y que intentó frenar el tren de todas las formas posibles, pero no lo logró.

Relata que decide poner a salvo su vida y decide aventarse dentro de la estación para salvaguardarse “sólo logro escuchar el fuerte impacto”, relata.

Ambos conductores coincidieron que hace falta mantenimiento en el STC para evitar más accidentes como el del pasado 4 de mayo.