Sin barba, bigote, ni uñas largas, reapertura en hoteles y restaurantes

Cámaras empresariales y GCDMX elaboran manuales para los establecimientos; piden horarios fijos para el personal, quitar adornos en mesas y mínimo contacto con clientes

COVID-19
El Monumento a la Revolución pese que no se encuentra cercado, refleja poca afluencia de visitantes.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Karla Mora

De cara a la Nueva Normalidad, con la apertura paulatina de negocios que fueron cerrados por la pandemia de Covid-19, cámaras del sector turismo y restaurantero, en colaboración con el gobierno de la Ciudad de México, crearon 12 manuales con lineamientos específicos que deberán seguir los empleados de estos inmuebles.

Se tratan de reglas que van desde no usar joyería, uñas largas o postizas, corbatas, barba y bigote, minimizar el contacto con los clientes, evitar saludar con abrazos y besos, así como lavado de manos, uso de cubrebocas y caretas.

También detalla los pasos a seguir en caso de que algún cliente o trabajador presente síntomas y recomienda incluir advertencias para que los visitantes que no acaten las medidas sean puestos a disposición de las autoridades por riesgo de contagio.

Hasta ahora están disponibles los lineamientos para hoteles, moteles, hostales y el Manual de Mesa Segura, para negocios de alimentos; en los próximos días, también estarán disponibles para su consulta los específicos para restaurantes, fondas, bares y centros nocturnos, transportes y agencias turísticas, módulos y espacios públicos de afluencia turística.

De acuerdo con el plan de reapertura local, los hoteles y restaurantes comenzarán a operar cuando el semáforo epidemiológico esté en naranja (se prevé a mediados de junio); los primeros con aforo al 50 por ciento y los segundos al 30 por ciento.

En hoteles, moteles y hostales se colocarán en el suelo señaléticas que indiquen los 1.5 metros de distancia. También se incluyen medidas generales de aseo personal, como lavado de manos, limpieza de superficies y el uso de cubrebocas. Tendrán que clausurarse todas las fuentes de agua y filtros para el uso de clientes, y cada trabajador debe llevar su propia botella.

Piden no cambiar de turno al personal, para evitar contagios cruzados, manejar horarios escalonados de entrada y salida para evitar traslados en horas pico. También exhorta llevar una bitácora de la temperatura de quienes ingresen.

Los encargados tendrán que hacer las medidas más estrictas para trabajadores de grupos vulnerables.

En el caso del protocolo Mesa Segura, elaborado por la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados, pide establecer normas de trabajo en la cocina, pues advierte que es dificil mantener la distancia de 1.5 metros.

Los restaurantes fomentarán las reservaciones en línea, los pagos electrónicos, limitarán el aforo y evitarán elementos innecesarios en las mesas.

OCUPACIÓN HOSPITALARIA, CON LIGERO REPUNTE. La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, indicó que, aunque en últimos días hubo una estabilidad en el número de camas ocupadas por enfermos de Covid-19 o con síntomas compatibles, “aún no podemos hablar de una disminución sostenida”.

Y es que entre el lunes y martes de esta semana hubo un ligero aumento en el número de hospitalizados, luego de tres días consecutivos con cifras a la baja; así, el martes se reportaron cuatro mil 478 internados (mil 76 de ellos con respirador), 1.4 por ciento más que un día antes, cuando había cuatro mil 414 (mil 74 intubados).

Asimismo, los contagios confirmados activos pasaron de tres mil 654 el 25 de mayo a tres mil 673 el martes.

Por ello, la mandataria insistió en que la Zona Metropolitana del Valle de México sigue en emergencia: “todavía no estamos en una tendencia decreciente de muchos días que nos permita disminución de las camas de hospital”. 

La Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México solicitó al gobierno capitalino permiso para operar con semáforo naranja al 50% de su aforo y aumentar a 60% en el amarillo.