Buscan a un quinto sujeto que conoce a los asesinos de la Narvarte

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

Un hombre identificado hasta ahora sólo como Mike Orozco, que presuntamente es dueño de cremerías al sur de la ciudad y quien era pareja de la maquillista Yesenia Quiroz, es buscado por la Procuraduría capitalina.

Existe la sospecha de que conoce a los homicidas de las cuatro mujeres y el fotógrafo Rubén Espinosa, asesinados en el departamento 401 ubicado en la calle Luz Saviñón 1909, colonia Narvarte, de la delegación Benito Juárez.

De acuerdo con los reportes de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), este sujeto es mencionado por al menos dos testigos, dentro de la averiguación previa FBJ/BJ-1/T2/04379/15-07 iniciada por el múltiple crimen ocurrido el pasado 31 de julio.

La primera persona que hace referencia a él en sus declaraciones es Esbeidy, la joven que vivía en el departamento de la Narvarte, y quien halló los cuerpos sin vida la noche de aquel viernes.

Quien también habla sobre esta persona, es la propia madre de Yesenia, Indira Alfaro. Ambos testimonios coinciden al asegurar que Mike Orozco, cuyo segundo apellido no conocen, era comerciante de cremerías.

Supuestamente tenía sus negocios en la zona de Acoxpa. En esa área, agentes de la Policía de Investigación (PDI) realizaron la semana pasada una serie de operativos durante dos días consecutivos, con el fin de ubicar a los sospechosos del crimen.

Es en esa misma zona, donde supuestamente trabajaban los dos sujetos que aún faltan por detener. Al final los agentes no ubicaron a nadie.

Según el testimonio rendido por Esbeidy, su compañera de departamento “tenía un novio de nombre Mike Orozco, a quien veía en raras ocasiones y del cual sé que se dedicaba al negocio de las cremerías, mismo que tiene con sus hermanos, de los cuales no sé sus nombres”.

La joven explicó ante el Ministerio Público que sólo sabía que el hombre tenía sus negocios “en la zona de Acoxpa, cerca del Estadio Azteca”.

Por su parte, la madre de Yesenia Quiroz, Indira Alfaro, aseguró que su hija no tenía problemas con nadie. Que era “muy fresa y le gustaba verse bien, es por ello que se hizo una cirugía estética”.

Ella también mencionó al dueño de las cremerías, aunque en su caso, dijo desconocer su nombre.

“Mi hija no tenía problemas con nadie, ella era una persona amigable y por lo que sé, nunca recibió amenaza alguna de ningún tipo. Actualmente mantenía una relación sentimental con una persona, pero nunca me dijo su nombre ni de dónde era, sólo me dijo que esa persona se dedicaba al comercio y que tenía unas cremerías”, relató ante el MP de la Fiscalía de Homicidios, la mañana del sábado 1 de julio.

Después de identificar los restos de su hija, la señora contó que Yesenia era la menor de tres hermanos de nombres Jazmín y Ramiro. Era soltera y con estudios de primaria.

“No padecía ninguna enfermedad crónica. Sí tomaba bebidas alcohólicas y sí fumaba tabaco comercial esporádicamente… no consumía ninguna droga, nunca estuvo detenida, no tenía apodo, tenía un tatuaje en el hombro izquierdo con letras en manuscrita”, contó la señora que pidió cremar el cuerpo de su hija.

Vecinos de la colonia Narvarte colaron una ofrenda sobre las calles Luz Saviñón y Zempoala en honor de las cinco víctimas.

El Jefe de Gobierno dijo, ayer, que el Procurador tiene la instrucción de actuar con toda prontitud

Rubén Espinosa, positivo en mariguana y cocaína