Viernes 25.09.2020 - 10:32

Caen dos más de los plagiarios de Priscila

Caen dos más de los plagiarios de Priscila
Por:

Foto Especial

Priscila cumple esta semana cuatro años y medio de permanecer secuestrada. Pero a diferencia de meses anteriores, hoy su familia tiene una nueva esperanza de verla de regreso: la Procuraduría capitalina detuvo a dos hombres que aparentemente participaron en su rapto.

Uno de ellos es Javier Hurtado Cadena, quien fuera empleado del papá de esta joven a la que plagiaron en diciembre de 2007 cuando estaba por cumplir 18 años.

El otro es Juan Carlos Reyes Lozano, un ex presidiario que aparentemente formaba parte del grupo de plagiarios quien, tras cobrar el rescate de Priscila, la vendió a otra banda de secuestradores para que ellos volvieran a pedir dinero para liberarla.

El de Priscila es el secuestro de mayor duración registrado por las autoridades del Distrito Federal.

A ella la raptaron el 1 de diciembre de 2007 cuando llegaba al trabajo de su papá en Azcapotzalco.

Entonces el señor entregó todo lo que pudo. Reunió casi dos millones de pesos y se los dio a los plagiarios. Pero su hija no regresó.

Según las indagatorias, tras recibir el dinero, la banda que tenía a Priscila decidió “venderla” a otro grupo delictivo, para que éste cobrara de nueva cuenta un rescate millonario, después desintegraron la banda en la que estaban y cada uno se unió a un nuevo grupo delictivo.

Pero su papá ya no tuvo dinero para pagar. Incluso, actualmente está en prisión porque un ex empleado lo demandó por abuso de confianza. Y de Priscila no hay noticias.

Antes de dejar la Procuraduría capitalina a Jesús Rodríguez Almeida, el entonces titular Miguel Ángel Mancera creó un grupo especial para localizarla.

Las indagatorias han permitido saber quiénes son algunos integrantes de la banda que se la llevó: Juan Carlos Reyes, Julio Alberto Ramírez, Javier Santillán y Salomón Cruz, entre otros. Todos ex presidiarios.

Este grupo —que ahora dirige Rodríguez Almeida— fue el que detuvo hace un par de semanas a Javier Hurtado Cadena y a Juan Carlos Reyes Lozano, El Güero.

Los reportes de Procuraduría capitalina revelan que el primero de ellos trabajó durante años para el papá de Priscila.

Recientemente la policía descubrió que cuando el señor hizo los pagos para rescatarla, este sujeto estuvo muy cerca de la zona donde los realizó.

En los límites entre Guerrero y Morelos se hizo la entrega del dinero, y gracias a la revisión de las llamadas del teléfono de Hurtado Cadena, la PGJDF descubrió que él estuvo en esa zona hablando por su celular, sin que hasta ahora haya explicado el motivo.

En el caso de Reyes Lozano, las autoridades saben que formó parte de la banda que se llevó a Priscila y después la vendió. Ambos están arraigados.