Coordinador de campana asesinado tenia antecedentes penales, informa PGJDF

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Especial

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que Israel Hernández Favela, coordinador de campaña de la candidata a diputada local por el Distrito III en Azcapotzalco, tenía antecedentes penales, toda vez que en febrero del 2014 enfrentó proceso penal en el Reclusorio Preventivo Oriente y estaba relacionado con diversas averiguaciones previas por diversos delitos.

Mediante un comunicado, la dependencia agregó que investigará este delito hasta sus últimas consecuencias y perseguirá a los probables responsables hasta ponerlos a disposición de la autoridad jurisdiccional.

De acuerdo al comunicado, se dio a conocer que cerca de las 23:00 horas, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública fueron requeridos para presentarse frente a un inmueble de la calle Ebano, colonia Petrolera, toda vez que se habían escuchado detonaciones.

Al arribar al sitio, los elementos policiales observaron que en una camioneta Nissan, tipo Estaquitas, color rojo, estaba el cuerpo de la víctima con varios impactos de bala, en el asiento del conductor, por lo que fue solicitada la presencia del Ministerio Público.

En la diligencia de levantamiento del cadáver, se apreció que la víctima presentaba lesiones por disparo de arma de fuego en diversas partes del cuerpo.

De acuerdo con las primeras constancias ministeriales y el testimonio de la persona que viajaba con la víctima en el automotor, se desprende que en ningún momento estuvo en situación de riesgo, toda vez que el atentado fue posterior a su ingreso al inmueble desde donde solicitó el auxilio de las autoridades, vía telefónica.

Lo anterior fue corroborado por las imágenes registradas en las cámaras de videovigilancia del Programa Bicentenario C2 donde se observa el arribo de la camioneta al lugar de los hechos.

De las entrevistas realizadas por elementos de la Policía de Investigación, se desprenden diversas líneas de investigación relacionadas con el entorno personal de la víctima, toda vez que de las constancias se conoció la existencia de una serie de amenazas derivadas de sus relaciones interpersonales, familiares y sociales.

Asimismo, de las constancias se deprende que la acompañante de la víctima en ningún momento estuvo en peligro su integridad física, por lo que se establece que el atentado no tiene ninguna relación con el proceso electoral.