Dejan sector transporte ingobernable en Tláhuac

Dejan sector transporte ingobernable en Tláhuac
Por:

La falta de transporte público en Tláhuac ha ocasionado la proliferación de taxis, combis y mototaxis piratas que operan principalmente afuera de las estaciones Nopalera, Tezonco y Olivos de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro, donde dan servicio a cientos de usuarios diariamente.

Durante un recorrido que realizó La Razón a las estaciones Olivo y Nopalera, se constató la operación de combis que no cuentan con placas y que están a punto de desbaratarse, las cuales trasladan a los habitantes de Tláhuac que descienden de la llamada Línea Dorada para llegar a colonias cercanas, como lo son Agrícola Metropolitana, Molino, La Planta, El Árbol y el Rosario.

Afuera de la estación Nopalera, con dirección a Tláhuac se observó la presencia de automóviles pintados de blanco y sin placas que salen del punto cada cinco minutos con pasajeros.

El dato: En 2017 un operativo de Semovi, con 300 elementos de la SSP, intentó remover los mototaxis que funcionaban en Tláhuac.

Mientras que en Olivos, Tezonco y también Nopalera operan distintas organizaciones de mototaxis, las cuales, según asegura uno de los líderes operadores, tienen como una de sus reglas no cruzar el territorio que no les corresponde para evitar problemas, por lo que los vehículos de cada ruta tienen un color distinto.

“Tenemos que agarrar el transporte que hay, porque si no tenemos que esperar mucho tiempo a que pase el camión que viene de Metro Constitución; tarda mucho en pasar y no llega a todas partes”, compartió Valeria Muñoz, habitante de la colonia El Rosario, ubicada entre los límites de Tláhuac e Iztapalapa.

La usuaria asegura que teme abordar los taxis pintados de blanco y sin placas, por lo que prefiere utilizar los mototaxis, aunque reconoce tampoco sentirse protegida, ya que algunos han sufrido volcaduras en las que los pasajeros han salido heridos.

 

“A los que son ‘tipo Uber’ pintados de blanco nunca me he subido, esos sí me dan miedo, sepa dios quiénes son. Antes sí me sentía segura en los mototaxis, pero a mi mamá ya le pasó que se subió a uno que se rodó y se golpeó en la cabeza”, explicó a La Razón.

Otros usuarios creen que algunos operadores de mototaxis forman parte del Cártel de Tláhuac; sin embargo, esto no impide que sea el transporte más utilizado en la zona, por lo “práctico y barato”.

Su precio va de acuerdo con la distancia que recorren, a las colonias más cercanas cobran cinco pesos y los que llegan a Valle de Chalco, hasta 10.

“Cuando se llevó a cabo el operativo en el que mataron a El Ojos (presunto líder abatido del Cártel de Tláhuac) los mototaxis dejaron de dar servicio más o menos un mes, o había algunos que sí lo daban pero quitaron los techos para no llamar la atención, por eso se dice que podrían ser (parte del cártel)”, compartió Rubén Díaz, quien todos los días aborda mototaxis de su casa al Metro y de regreso.

“Los medios nos han señalado de ser narcomenudistas, halcones y nos han mandado operativos; pero somos cien por ciento trabajo. Somos una base muy socorrida en el transporte”

Gerardo Báez

Líder de mototaxistas

Durante el citado operativo, decenas de mototaxistas bloquearon calles para impedir el paso de las fuerzas federales y muchos acudieron incluso al funeral del delincuente, lo que acrecentó los señalamientos sobre presunto halconeo de estos trabajadores del transporte irregular.

De acuerdo con el representante de la organización de mototaxis más antigua de la zona, Gerardo Báez, cuya base se encuentra afuera de la estación Nopalera, sólo en ese punto existen 200 mototaxistas, quienes dan servicios desde las 5:00 horas hasta la medianoche, cuando se baja el último pasajero del metro.

“Nunca ha habido un permiso como tal para nosotros; la delegación nos engañó, porque hubo cierta tolerancia para que nosotros trabajáramos a cambio del voto o el apoyo político al PRD y nunca nos dieron los permisos”, declaró el líder de los mototaxistas.

Señaló que esta organización, llamada Arabella, ha dado empleo durante 25 años a habitantes de Tláhuac, e incluso a quienes viven en Valle de Chalco, y que cada mototaxista gana entre 400 y 600 pesos al día.

Respecto a la señalamientos de que son narcomenudistas, Gerardo Báez aseguró que ninguno de los trabajadores de dicha base pertenece al crimen organizado y dijo que son “personas de trabajo digno”

“Los medios nos han señalado de ser narcomenudistas, halcones y nos han mandado operativos; pero somos cien por ciento trabajo. Si hay uno que otro que fuma, como en todos lados, pero no se les permite que trabajen drogados, porque somos una base muy socorrida en el transporte”, dijo en entrevista, mientras tomaba el tiempo de salida de los mototaxis en la base.

Explicó que existen alrededor de siete asociaciones distintas de mototaxis: Arabella, Volcanes, Benito Juárez, Nopalera, Olivos, Mercado Hidalgo y Colonia Del Mar, las cuales operan en toda la zona y algunas de éstas tienen hasta 600 mototaxistas, las que tienen menos llegan a 20.