Le suspenden el sello digital

SAT suspende sello fiscal a Naucalpan

La medida, por falta de pago de impuestos; municipio no puede expedir facturas; en el último mes le bloquean cuentas

EL GOBIERNO municipal atribuye su falta de compromisos de pago de carácter fiscal al efecto económico adverso derivado de la crisis por la pandemia.
El gobierno municipal atribuye su falta de compromisos de pago de carácter fiscal al efecto económico adverso derivado de la crisis por la pandemia.Foto: Especial
Por:
  • Frida Sánchez

Debido a la falta en el pago de impuestos, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) suspendió el sello digital al Gobierno municipal de Naucalpan, por lo que la demarcación no puede emitir facturas fiscales del pago de impuestos de sus contribuyentes.

En un documento no oficial, enviado por la Tesorería de Naucalpan al regidor José Velázquez, se explica que a finales de mayo pasado el SAT suspendió el sello, ante la falta de liquidez por parte del Gobierno local.

“A finales de mayo el SAT genera suspensión temporal del sello digital como medida de apremio para regularizar la situación del pago de impuestos, situación que estamos a punto de regularizar. Se han solicitado en diferentes ocasiones anticipos de participaciones federales al Gobierno estatal; sin embargo, a la fecha sólo se ha recibido respuesta negativa”, se lee en el documento.

Aunado a ello, en el documento se establece que en las últimas cuatro semanas, se les han bloqueado la totalidad de sus cuentas tanto de recursos propios como federales, “de todos los bancos con los cuales trabajamos para llevar a cabo las actividades de la Tesorería Municipal. Obviamente sin previo aviso y por asuntos laborales heredados de administraciones pasadas, por cantidades millonarias”, explica el documento, en el que se refiere que no sólo han sido bloqueadas las cuentas del Gobierno municipal, pues esta misma situación ocurrió a las cuentas del DIF municipal.

De acuerdo con el documento, desde el 2019 el Gobierno municipal debía saldar una deuda por mil 500 millones de pesos en pagos laborales, mercantiles y administrativos, por lo que fueron destinados 100 millones de pesos en el pago de los mismos; sin embargo, ante la presión del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, se pagaron más de 200 millones de pesos. “Por lo que, de manera clara, significó pagar más del doble presupuestado”. Posteriormente, el Tribunal generó oficios de embargo de cuentas bancarias, “rebasando incluso el ámbito de su competencia y violentando lo estipulado en leyes federales, como la ley de disciplina financiera, que señala que los recursos federales son inembargables”, señala el documento.

En el texto, la Tesorería del Gobierno de Naucalpan explica que es debido a los embates de la pandemia de Covid-19, sumados a la falta de participaciones federales que fueron recortadas en los últimos meses, que el Gobierno municipal no ha podido hacer frente a la deuda que, además de afectar a sus propios trabajadores en el pago de sus nóminas, también afecta en otros servicios, como el servicio de electricidad.

El cabildo está en espera de que el documento de la Tesorería sea oficial y, hasta ayer, no había una respuesta por parte de la dependencia municipal sobre la situación fiscal.