• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Mónica García Villegas, dueña y directora del Rébsamen, buscó rescatar sus pertenencias de valor y llevárselas en carritos de súper. Foto: Especial

Para tratar de deslindar responsabilidades en torno a la muerte de 19 niños y siete adultos sepultados en el colegio Rébsamen, la dueña de la escuela, Mónica García Villegas, contrató ahora a un nuevo grupo de abogados encabezados por el litigante Javier Coello Trejo, quien ha representado a personajes como el dueño del equipo de futbol las Chivas, Jorge Vergara; la empresaria María Asunción Aramburuzabala y hasta el sobrino de Cantinflas Eduardo Moreno Laparade.

De acuerdo con información a la que tuvo acceso La Razón, García Villegas nombró recientemente ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) a su nuevo equipo defensor, el cual no es el mismo que le tramitó su solicitud de amparo la semana pasada.

La mujer —de la cual las autoridades no han tenido noticias desde el pasado 24 de septiembre— envió a diversas instancias los documentos, donde se enlistaron los datos de quienes nombró “como abogados defensores particulares y/o asesores jurídicos dependiendo de la calidad que ostente en las investigaciones”.

  • El Dato: Javier Coello Trejo tiene una amplia trayectoria en defender a grandes personalidades mexicanas.

Se trata de cinco litigantes dirigidos específicamente por el exsubprocurador de Investigación y Lucha contra el Narcotráfico, Javier Coello Trejo.

En el grupo de abogados aparecen también el hijo del exfuncionario, Javier Coello Zuarth; así como los penalistas Enrique Montero Escalona, Juan Carlos Zuarth Interiano y Luis Fernando Bravo Senderos.

Los cinco fueron nombrados para que “actúen en la forma más amplia que en derecho proceda conjunta o separadamente”.

Recientemente, el despacho de Coello Trejo tomó también la defensa legal del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

Ahora serán ellos quienes buscarán defender a la mujer que está acusada de construir de manera irresponsable dos pisos de su casa sobre el Colegio Rébsamen, los cuales se desplomaron durante el sismo del pasado 19 de septiembre y dejaron sin vida a 19 niños y siete adultos.

De acuerdo con autoridades de la Policía de Investigación la última ocasión en que tuvieron noticias de Mónica García Villegas fue cinco días después del sismo cuando acudió al colegio de la delegación Tlalpan, para recuperar sus pertenencias.

Desde entonces la mujer se ha mantenido escondida y no ha atendido la solicitud del Ministerio Público para acudir a declarar. En sus documentos de defensa dio como domicilio la dirección de sus abogados anteriores.

Hasta ahora la Procuraduría capitalina mantiene abiertas cuando menos cuatro Carpetas de Investigación en las que se le responsabiliza de distintos delitos.

Por mal consejo echa al anterior

La directora del Colegio Rébsamen, Mónica García Villegas, revocó a su primer equipo de abogados luego de que su titular, Moisés Castillo, le propuso una estrategia de defensa en la cual incluyó crear un fideicomiso que tuviera como beneficiarios a los familiares de quienes perdieron la vida en su escuela durante el sismo del pasado 19 de septiembre.

Este equipo de abogados fue el que tramitó la suspensión que obtuvo la mujer y cuyo límite es el próximo miércoles, día en que un juez le ordenó presentarse ante la PGJ.

Ayer, el abogado Moisés Castillo explicó que el pasado 25 de septiembre, Mónica García lo buscó para que fuera su defensor, pues tiempo atrás ya la había representado en otro asunto.

  • El Dato: El abogado Moisés Castillo explicó que la estrategia buscaba demostrar que la dueña había actuado siempre de manera legal.

Como parte de su estrategia de defensa, dijo, le propuso cuatro acciones, entre ellas estaba trabajar en el ámbito el legal, el mediático y el social.

Precisamente en el social le propuso crear un fideicomiso con el objetivo de que en caso de que existiera responsabilidad civil o responsabilidad por daño contra El Colegio Rébsamen o Mónica García, se tuviera cómo cubrir reparaciones de daño a los familiares de las personas fallecidas. Lo llamó una estrategia de defensa basada en la justicia restaurativa.

Sin embargo, dijo, después de esta propuesta ya no llegó a ningún acuerdo. Sus familiares acudieron hace unos días a su despacho en la colonia Juárez para solicitarle los documentos de su caso.

Compartir