Ebrard encara a gobiernos de AN por bodas gay

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Por Nayeli Gómez

Al calificar como inaceptable que gobiernos estatales del PAN se sumaran a la acción de inconstitucionalidad promovida por la PGR contra los matrimonios gay, el jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, sostuvo que la ciudad no se subordinará a ningún estado.

“No es justo ni es válido ni es sensato que otras entidades federativas nos digan qué leyes podemos aprobar en el Distrito Federal. Si lo aceptamos quedaríamos subordinados a lo que digan algunas entidades”, advirtió.

El mandatario capitalino consideró que hay un claro propósito político en la postura de los gobernantes panistas, por lo que, dijo, su administración defenderá la autonomía de la ciudad.

“El contenido de la controversia es redundante, si ya involucraron a la Procuraduría General de la República, quien encabezó la controversia, entonces para qué ahora los estados se anexan a esa controversia. Me queda claro que debe tener un propósito político”, dijo.

En entrevista, Ebrard lamentó que haya políticos que piensen que pueden pasar y decidir por encima de las leyes.

“El Distrito Federal no tiene por qué someter sus leyes ni sus decisiones a ningún otro estado, como tampoco lo haríamos nosotros. Desde ese punto de vista se me hace que es inaceptable”, aseveró.

Y es que a la acción impulsada por el gobierno federal ante la Suprema Corte de Justicia se sumaron otras controversias de Tlaxcala, Morelos, Sonora, Guanajuato y Jalisco en rechazo a las reformas al Código Civil, que a partir del 4 de marzo permitirán las uniones entre personas del mismo sexo y la posibilidad de adoptar.

“Cada quien tiene el derecho a tener la preferencia que quiera, eso no lo puedes fijar ni limitar ni impedir ni prohibir en una disposición legal. Ése es el fondo del tema. Yo creo que vamos a ganar porque tenemos la razón”, afirmó.

Consideró que quienes promueven este tipo de debates lo hacen por intereses partidistas: “Me queda muy claro que esos gobiernos tienen que responder a quienes los pusieron ahí, sean segmentos de la sociedad u otros poderes”.

Y reitero que no permitirá la injerencia de otros estados en la forma de gobierno de los capitalinos. “El DF no tiene por qué someter sus leyes”, afirmó.