En 15 minutos y con 110 disparos Marina y PGJ abatieron a El Ojos

En 15 minutos y con 110 disparos Marina y PGJ abatieron a El Ojos
Por:

Fueron poco menos de 15 minutos de disparos. En total, 110 balazos los que detonaron ese día… las armas y centenares de cartuchos que tenían para defenderse Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, y sus sicarios de poco les sirvieron ante el operativo conjunto de la Policía capitalina y la Secretaría de Marina Armada de México.

Mientras los delincuentes se enfrentaban a las fuerzas federales en una casa de Tláhuac, en el perímetro elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, formaban un cerco para evitar que los mototaxistas llegaran a ayudarlos.

De acuerdo con los estudios forenses y reportes periciales, en la casa donde cayó abatido el líder de los narcomenudistas de Tláhuac quedaron 110 casquillos. Había calibre 9 milímetros, .380 y .223.

Los estudios forenses revelan que a los cuerpos de los ocho delincuentes se les contabilizaron en total 79 balazos.

Quien más balazos presentó tuvo 13 y el que menos, cinco. Esos dos hombres permanecían hasta ayer por la tarde sin identificar en instalaciones del Instituto de Ciencias Forenses (INCIFO), al igual que un tercero que tuvo 12 lesiones de bala.

Los ya identificados son Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, a quien se le contabilizaron 12 impactos de bala en el cuerpo; seguido de sus escoltas Erick Augusto Ruiz, con 10; Eduardo Pérez, con nueve y Rafael Cruz, con siete.

Los reportes detallan que de los 12 orificios que le contabilizaron a El Ojos, tres los tenía en la cabeza el resto en el tórax.

En el lugar en el que fueron abatidos estos delincuentes, las autoridades hallaron 12 armas de distintos calibres y 800 cartuchos listos para utilizarse. También descubrieron marihuana, cocaína y cristal.

Las Cámaras del Gobierno de la Ciudad de México captaron el momento justo en que los elementos de la Marina comenzaron ese operativo.

Imágenes en poder de La Razón muestran que eran las 11:38 de la mañana del pasado 20 de julio cuando los vehículos artillados llegaron al lugar.

Las cámaras captaron el paso de cuando menos tres unidades blindadas de la Semar.

A las 11:42 horas la refriega ya había comenzado. Las cámaras captaron a marinos cerrando el paso en una avenida. Cruzaron una Hummer en la calle y algunos bajaron de ella. A una cuadra de ahí, El Ojos y sus sicarios ya eran abatidos.

De acuerdo con autoridades capitalinas, los elementos de la SSP de los sectores aledaños y del grupo especial Fuerza de Tarea estaban acuartelados en espera de recibir órdenes para el operativo.

Coordinados por el centro de Cámaras de la Ciudad, los uniformados fueron enviados a diferentes puntos para evitar que mototaxistas de la zona llegaran al lugar en el que los marinos buscaban detener a El Ojos.

Ante la imposibilidad de acercarse, estos hombres se dedicaron a realizar bloqueos y a quemar camiones. Lo que intentaban, era rescatar a Pérez Luna, pero finalmente no lo lograron.

...Y su tumba quedó en obra negra

Una pequeña construcción en obra negra, con techo de dos aguas, escalones y floreros hechos con tabique, adornada por 12 coronas florales y decenas de arreglos, es la tumba en la que finalmente quedó el cuerpo del líder de los narcomenudistas de Tláhuac, Felipe de Jesús Pérez.

Arreglos de flores blancas con cintas que detallaban que fueron enviados por “El Bucanero Café” y “Abelardo Arellano” quedaron ahí en el lugar en el que el capo fue sepultado el lunes por la tarde. También había uno en el que se leía “Te amamos papá, tus hijos”.

La mañana de ayer no había nadie visitando el lugar. Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina vigilaban la zona, pero de todos los que vinieron a despedir a El Ojos, ya no quedaba nadie.