“En Constitución, ni policía ni cartera abierta a delegaciones”

“En Constitución, ni policía ni cartera abierta a delegaciones”
Por:

El modelo de alcaldías que se implementará en la Ciudad de México cuando entré en vigor la nueva Constitución no contempla que éstas tengan autonomía financiera ni en materia de seguridad pública, aseguró el secretario técnico del grupo redactor de la Constitución de la Ciudad de México, Manuel Granados Covarrubias.

El también titular de la Consejería Jurídica (Cejur) aseguró a La Razón que en el proyecto de Constitución las próximas alcaldías seguirán funcionando bajo el mismo mecanismo como lo hacen ahora las delegaciones; además, los derechos alcanzados por los capitalinos no se violentarán e incluirá la revocación de mandato.

En próximos días será cuando el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, tenga en sus manos el primer borrador de la Carta Magna con la totalidad de los artículos propuestos a fin de que determine las modificaciones necesarias y se regrese al Grupo Redactor.

¿Cómo ha sido el proceso de elaboración? Muy amplio. Ha sido un debate que nos ha llevado varias horas de trabajo, en el que han participado personalidades con una experiencia particular en temas muy variados en la ciudad.

El primer ejercicio fue dividir en 17 grandes temas estas discusiones, las cuales se concluyeron en éxito, y de cada uno de esos puntos se sacó un tema en específico y a partir de ahí tenemos la redacción del articulado. Él (el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera) tendrá que dar conocer los grandes trazos, y ése sólo se entregará a la Constituyente.

¿Cuántos artículos podemos esperar? Ése fue uno de los puntos de la Constitución: si sería un proyecto minimalista o maximalista; eso todavía no lo tenemos hasta que no se concluya la redacción.

¿Qué hay acerca de la propuesta administrativa para las alcaldías? Sobre este tema viene ya una obligación constitucional en la cual Hacienda va a ser única, el mando policial va a ser único, no va a haber un tema de que tengan posibilidad de cobrar impuestos para beneficio propio ni mucho menos que tengan el mando de la policía

de cada alcaldía.

Son esquemas que han funcionado bien para la ciudad y yo creo que hay un mandato constitucional en ese sentido que no podemos modificar.

¿No hay posibilidad entonces de una policía de proximidad? Seguiría como hasta ahora, que cada una de las delegaciones cuente con una policía delegacional; eso es propio como apoyo de cada demarcación.

¿Será necesario un reajuste territorial? En este momento no está en la agenda. En este esquema los derechos adquiridos en la ciudad, ya reconocidos, no pueden ser regresivos. La Corte lo ha señalado y éste es el caso.

Por más posicionamientos o pronunciamientos que se hagan no podemos violentar un principio constitucional.

¿Habrá discusión en la Constituyente sobre los matrimonios gay? No dudo que los conservadores quieran, como ha sido la historia de este país, ganar a los liberales, mientras que los liberales querrán defender las libertades.

Yo creo que tampoco podemos cegarnos la realidad social y sobre todo no estar atentos a los esquemas de avanzada que tiene el mundo en temas de esta naturaleza de respeto a los derechos fundamentales de las personas. Quienes tienen una vocación jurídica comprenderán que debemos mantener el principio de progresividad.

No dudo que haya quienes insistan en hacer regresiva la ley y nosotros tenemos que ser respetuosos de la libertad de expresión, pero también actuar conforme la Corte y los organismos internacionales lo han marcado para que ningún derecho alcanzado sea regresivo.

Ahí vamos a ver quién es liberal y quién es conservador. Este país ha sido eso en su historia: hay quienes añoran el centralismo, quienes impulsan el federalismo, quienes tienen perfiles de retroceso, quienes tienen perfiles de libertades, quienes tienen experiencia legislativa

y quiénes no.

¿La revocación de mandato? Es una propuesta que está en el contenido. A la mitad de su mandato se consultaría a la ciudadanía con los mecanismos democráticos que permitan que el grado de elegibilidad con el que te eligieron no sea menor que con el que te quiten.

Una cosa es que sea mediático y otra cosa es que sea legal. Si se dice que se quiere entrar a una revocación de mandato actualmente, eso no existe, eso es

jalar marca.