• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
En tres años aumenta 18% rapto de menores en Xochimilco
En tres años aumenta 18% rapto de menores en Xochimilco. Foto: Especial

Kimberly “N”, una bebé de casi tres años de edad, se encuentra desaparecida junto a su madre Laura “N”, de 17 años, desde la tarde del pasado 12 de febrero, cuando se les vio por última vez en la colonia San Lorenzo La Cebada, en la alcaldía Xochimilco. 

Dicha demarcación es uno de los puntos rojos de rapto de menores en la capital del país, pues este delito pasó de 45 casos reportados en 2016 a 53 en 2019, lo que representa un incremento de casi 18 por ciento, de acuerdo con información recopilada por La Razón del portal de Datos Abiertos de Ciudad de México. 

En 2018, la sustracción de niños alcanzó su punto más alto con 59 reportes, mientras que en 2017 la cifra fue de 49 menores raptados en esta alcaldía, donde el pasado 11 de febrero una mujer desconocida se llevó a Fátima de siete años de edad, quien esperaba a sus familiares a la salida de la Escuela Primaria Enrique C. Rébsamen, y cuyo cuerpo fue encontrado sin vida días después. 

“La población infantil se ha vuelto blanco de ataques para los grupos criminales, ya que el negocio de la trata les brinda una fuente de ingreso”

Juan Martín Pérez García

Director de la Redim

El caso de esta pequeña que inició como una desaparición y terminó como feminicidio, es uno de tantos que han acontecido en Xochimilco. A lo largo de estos cuatro años, en redes sociales se han difundido al menos una veintena de boletines de emergencia emitidos por las autoridades capitalinas y el sistema de Alerta Amber, para dar con el paradero de niños desaparecidos de la zona, según una revisión realizada por este rotativo. 

En al menos cinco casos la búsqueda de esas personas permanece. Pero los datos públicos disponibles no detallan el seguimiento de estas alertas, las cuales pudieron ser investigadas como sustracciones, secuestros o desapariciones.

Juan Martín Pérez García, director de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), explicó en entrevista con este medio que no existe un tipo penal específico, pues la desaparición de un menor puede tratarse como privación de la libertad, secuestro o sustracción; entonces, “el robo de niños, como el que le pasó a Fátima, entraría en los tipos penales de privación de la libertad o hasta secuestro”.

“Ahora son cárteles los que se dedican al robo cuando son adolescentes y lo sustraen para sus actividades ilícitas”

María Elena Solís Gutiérrez

Asociación Mexicana de Niños Robados y Desaparecidos

Las primeras horas de búsqueda son vitales para encontrar a las víctimas, pero cuando se trata de sustracción de menores, las autoridades le restan atención, ya que consideran que se trata de un asunto familiar o privado, indicó María del Socorro Damián Escobar, abogada del Espacio de Acompañamiento a Casos de Desaparición en la Ciudad de México.

Durante 2019, en la capital se reportaron nueve secuestros de menores; 39 denuncias por trata de personas de niños, y 135 casos de delitos que atentaban contra la libertad personal de los pequeños.

Con información de Jorge Butrón 

Te puede interesar: 

Hallan casa donde llevaron a Fátima, a 13 minutos de su escuela

https://www.razon.com.mx/ciudad/panteon-fatima-tulyehualco/