Hallan contradicciones en declaración de "El Contador"

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

Familiares de Carlos Cázares Ocaña, gerente del bar donde fue agredido el futbolista Salvador Cabañas, y trabajadores del mismo, señalaron que existen contradicciones en las declaraciones de Francisco José Barreto García “el Contador”.

A través de un comunicado, afirmaron que existen versiones encontradas entre las declaraciones hechas por el detenido en una primera instancia ante autoridades federales y posteriormente a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Se detalló en el documento que “las autoridades de la PGJDF afirman que (José Jorge Balderas Garza) el “JJ” entraba armado al “Bar Bar”, y agregan que en la declaración de Barreto García a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal este “afirma que, al entrar al ‘Bar Bar’, eran cacheados para ver que no trajeran armas”.

De esta manera, el hermano de Carlos Cázares “el Charly”, Armando, pidió a las autoridades correspondientes que se analice con cuidado la entrevista que dio Barreto García en la SSP.

“Me resulta difícil creer a una persona que dice dos cosas diferentes con autoridades distintas, es muy extraño, parece que en la segunda declaración ya no es el “el Contador” el que está contando el cuento”, concluyó Armando Cázares.

En este caso, continúa el comunicado, pareciera que se quiere desviar la atención de lo verdaderamente importante para centrarse en asuntos trivales como “que si el ‘JJ’ le llamaba a ‘Charly’, para avisarle que iba a ir, ó como que el ‘JJ’ hacía lo que quería en el lugar”.

Niegan que Carlos Cázares haya recibido la orden de borrar las grabaciones de seguridad del bar, ya que los videos fueron entregados a las autoridades y con estos se identificó a los inculpados.

Reconocen que el baño donde se perpetró el ataque no debió haberse limpiado, pero subrayaron que esto no hubiera ocurrido si la policía hubiera hecho su trabajo desde un principio asegurando el lugar.

Agregaron que sería “ilógico pensar que si tuviéramos algo que esconder, hubiéramos acudido al llamado de las autoridades para declarar, así como para reconocer a “El Contador” sabiendo que sin nuestra declaración el no podría estar detenido”

Destacaron el hecho de que nadie del personal del Bar Bar se encuentra prófugo, e hicieron un exhortó a la opinión pública para que haga un acto de conciencia “sobre la arbitrariedad como estamos siendo tratados los empleados del ‘Bar Bar’”.

El pasado 25 de enero el delantero paraguayo recibió un disparo en la cabeza en el baño de este bar, ubicado al sur de la ciudad de México, al ser atacado presuntamente por José Jorge Balderas Garza, quien se encontraba acompañado de Francisco Barreto García.

arf