Hermano de Greg da clases de extorsión en el Reno

Alumbran vallas a Francisco 190 mil capitalinos desde hoy
Por:
  • larazon

Por David Vela y Carlos Jiménez

Conoce cómo enseña Feliciano Sánchez a extorsionar

 No te quiero alarmar mi'jo, pero te conozco a la perfección…

—Híjole, pues es que, le reitero, no tengo dinero…

—Usted va a ser su propio juez y su propio verdugo, te lo vuelvo a repetir y te lo digo de amigos, porque hasta ahorita somos amigos, si no nos reúnen la cantidad va a aparecer cualquiera de tus familiares con una pancarta en el pecho o en la frente donde diga: “Por los que no quisieron creer en La Familia Michoacana”, compa…

La voz que amenaza es la del reo Feliciano Sánchez, el Chanoc, hermano de Greg Sánchez, alcalde de Cancún y principal carta del PRD para ser gobernador de Quintana Roo.

Y quien es amedrentado, es un comerciante que terminó por entregar 50 mil pesos, ante el temor de que algo le pudiera suceder.

De acuerdo con información de la Procuraduría capitalina, la llamada se produjo desde un teléfono celular ubicado en el interior del Reclusorio Norte, donde está preso el Chanoc, acusado de secuestro y delincuencia organizada.

Y es sólo una de las decenas de llamadas extorsionadoras que a diario realiza desde su celda.

Las indagatorias de la Fuerza Antisecuestros (FAS) revelan que además de este negocio, Feliciano Sánchez Martínez, el Chanoc tiene otra “entrada de dinero”.

El hombre cobra cuando menos 100 pesos a otros reos del mismo penal para que puedan escucharlo mientras realiza sus extorsiones, y así aprendan a hacer las propias.

El hermano del perredista aumenta su tarifa según dure el tiempo de la llamada. Pero lo mínimo son 100 pesos por 10 minutos.

Reportes de las FAS indican que Feliciano Sánchez es considerado uno de los principales extorsionadores que opera desde este reclusorio capitalino.

Su banda está compuesta por al menos 20 personas en prisión y otras 10 en la calle quienes obtienen datos de las víctimas y cobran el dinero.

Y con esta fama es con la que atrae a diferentes reos a quienes les explica en tres puntos la forma de extorsionar.

En el primero les enseña a presionar a la gente para evitar que cuelguen el teléfono. En el segundo les muestra cómo hacer las negociaciones. Y en el tercero les explica la forma de hacer el cobro.

Una de las principales recomendaciones que les hace, es la de comenzar las negociaciones pidiendo 500 mil pesos. Ése es el primer precio y de ahí hacia abajo.

La Procuraduría de Justicia capitalina sabe que en lo que va del año el hermano de Greg Sánchez ha concretado al menos ocho cobros de entre de 50 y 70 mil pesos. Aunque también pide automóviles.

De viva voz

Esta es la transcripción de una llamada extorsionadora del Chanoc. Alerta.

— No te quiero alarmar mi'jo, pero te conozco a la perfección, te lo puedo asegurar, aquí en el Distrito Federal, los Zetas ya chingaron a su madre, quien controla la plaza en toda la ciudad y en todo el país es La Familia Michoacana.

— Híjole, pues es que, le reitero, no tengo dinero…

— Usted va a ser su propio juez y su propio verdugo, te lo vuelvo a re-

petir y te lo digo de amigos, porque hasta ahorita somos amigos,

si no nos reúnen la cantidad va a aparecer cualquiera de tus familiares con una pancarta en el pecho o en la frente donde diga: “Por los que no quisieron creer en La Familia Michoacana”, compa.

— Sí señor

— Yo le repito si usted piensa que esto es un juego, lo invito a que cuelgue, no se vaya a arrepentir, que cada quien haga lo que tiene que hacer, conmigo no se juega.

— No, no, para nada, yo no creo que esto sea un juego y no quiero que crea eso pero…

— Pues échale un poquito de ingeniería, porque si no, esta pinche vieja va a acudir con un grupo de agentes y te va a perjudicar y yo no creo que toda la vida la policía te esté cuidando o te dé un elemento para cada uno de tus seres queridos, yo no creo que toda la vida te estén cuidando.

— Claro, pero yo quiero que me digas una cifra porque estoy pensando de dónde.

— Mira, aquí me decían que esta cosa es como de medio millón. Pero vamos a hacer una cosa, júntame unos 50 mil pesos y te entrego todas tus fotos y te aseguro que te vas a hacer de unos buenos amigos y te vas a quitar a esta vieja puta de encima, te lo puedo asegurar mi amigo, esta vieja está muy enculada contigo y te quiere ver mal.

— Déjame ver qué tanto puedo juntar.

— Vamos a hacer una cosa ¿cuánto me juntas en una hora compadre?

Júntame lo que más puedas y te voy a considerar.

— No pues, la neta ni siquiera estoy en el estudio y no tengo de dónde sacar, déjame ver cuánto te puedo juntar.

— Vamos a hacer una cosa, yo te voy a dar dos opciones… porque te di-

go una cosa, si esta puta vieja se llega a enterar yo voy a tirar mi tra-

bajo, porque estoy monitoreado por mi cliente y en el momento en que tú hagas una tontería o empieces a hacer llamaditas a tu casa, a donde estés con tus familiares ellos te van a escanear y en ese momento yo voy a hacer mi trabajo y te voy a echar unas granaditas y cada puta granada de fragmentación 80 metros a la redonda no queda más que puro polvo compadre.

— Estamos hablando de amigos y quítame esa pinche bronca de encima, porque si no te voy a perjudicar a ti...

AUDIO