La CDMX a punto de erradicar pobreza extrema, indica Amieva

La CDMX a punto de erradicar pobreza extrema, indica Amieva
Por:

La pobreza extrema en la Ciudad de México se encuentra en menos de 2 por ciento de la población, esto gracias a que se ha garantizado 44 por ciento del presupuesto a 164 programas sociales, por lo que la urbe se encuentra cerca de poder erradicar los bajos índices de desarrollo en las familias que aglutinan a 150 mil 500 personas. Todo esto con 98 por ciento de recursos locales.

De acuerdo con las cifras presentadas por el secretario de Desarrollo Social (Sedeso), José Ramón Amieva, el Gobierno de Miguel Mancera ha duplicado el número de acciones de atención a este sector en comparación con las dos administraciones anteriores.

Además ha elevado a rango de ley un número importante de estas medidas, por lo que ya alcanza a 80 por ciento de los capitalinos.

“Para poder funcionar, requerimos de un funcionamiento adecuado, por lo que cerca de 44 por ciento del presupuesto se destina a programas sociales.

Así es como ya ocupamos el primer lugar en el combate al hambre, por la educación y la vivienda”, afirmó el funcionario.

Al hacer entrega al presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Leonel Luna, de los resultados de la fiscalización elaborados por la Secretaría de Finanzas respecto de los programas sociales que opera, Amieva precisó que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), ubicó a la Ciudad de México con un índice de pobreza extrema menor a 2 por ciento.

Lo anterior fue confirmado por los resultados del estudio Medición de la Pobreza, 2014, donde destaca que en la capital existen 150 mil 500 personas en situación de pobreza extrema y que de 2010 a 2014 se redujo 31.3 por ciento este índice.

Este logro se alcanzó al reducir las carencias en educación, servicios de salud, seguridad social, calidad y espacios de vivienda así como alimentación.

En cambio, Jalisco registró hasta 253 mil 200 personas en situación de pobreza extrema, Guanajuato: 317 mil 600 personas; San Luis Potosí: 258 mil 500, y Yucatán: 223 mil 200 personas.

“Somos la primera entidad en atacar la pobreza alimentaria con 210 comedores comunitarios, con la salud con El Médico en Tu Casa, con la cosecha de flujo pluvial, también con la atención a poblaciones callejeras.

“Ahora tenemos ya 43 niños que trabajaban en las calles que ya son atendidos. Aplicamos 100 por ciento de nuestros recursos con transparencia y, sobre todo, sin rezago ni deuda”, subrayó .

La Sedeso registra un presupuesto por arriba de 10 mil millones de pesos, por lo que cerca de 4 mil millones son entregados de manera directa a la población vulnerable como los adultos mayores y madres solteras.

“Recibimos 20 millones de pesos para los programas de contingencia social y este año subimos a 40 millones. Más de 20 millones para equipar nuestros comedores. Recibimos 5 por ciento de aumento este año y vamos a seguir evaluando nuestros programas porque el de Desarme Voluntario ya es ley y tiene impacto a nivel nacional al reducir el índice de peligro”, comentó.

Migrantes, la mayoría de los indigentes

En tres años, el índice de indigentes en la Ciudad de México pasó de 3 mil 500 registros a 5 mil, donde los migrantes nacionales y repatriados representan la mayor parte de este sector de la población, informó José Ramón Amieva.

En entrevista, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) precisó que en los 260 puntos de reunión y pernocta, los mil 662 brigadistas de la dependencia censaron a cerca de 5 mil personas la madrugada del pasado 13 de julio.

“Tenemos casos de niños que salen de sus casas, adultos mayores que salen de sus casas, migrantes, personas en pobreza”, precisó.

“Hay un incremento mayormente de personas del interior de la República y de migrantes de por lo menos 20 por ciento respecto del conteo anterior. Teníamos entre 3 mil 500 a 4 mil y ahora podríamos estar por encima de los 5 mil”, precisó.

Este incremento motivó que la Sedeso emprenda un “intercenso” para confirmar estos números, así como la información sobre las causas por las que están en la calle, cuánto tiempo llevan en dicha situación, si tienen adicciones y determinar el cauce de las políticas públicas del Gobierno de la Ciudad.