Domingo 12.07.2020 - 14:59

Ladron mata a comandante para rescatar a 2 complices

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Un Comandante de la Policía de Investigación (PDI) murió ayer por la mañana y otro quedó herido de gravedad, luego de que un ladrón les disparó para rescatar a sus cómplices a los que acababan de detener dentro de la Central de Abasto (CEDA), en Iztapalapa.

Los agentes llevaban a cabo un operativo encubierto para ubicar y aprehender a integrantes de la banda de Los Oaxacos, un grupo delictivo que opera en los pasillos del mercado mayorista.

Desde hace más de dos meses les seguían la pista a estos hampones que, según las indagatorias, forman parte de una familia que durante años se ha infiltrado en las naves de la CEDA para asaltar a bodegueros.

Eran las 06:00 horas de este jueves cuando el coordinador de la PDI, Ezequiel Rivera Lerma, y el agente, Alejandro Martínez Jiménez, recorrían los pasillos de la zona de frutas y legumbres.

Ambos elementos contaban con más de seis años dentro de la corporación, ya que antes habían estado adscritos a la delegación Benito Juárez y Venustiano Carranza.

Ayer, caminaban entre diableros y centenares de personas que a esa hora hacen sus compras, cuando llegaron al andén S, frente a la bodega 63 del “Grupo corporativo CGR”, descubrieron que dos ladrones estaban asaltando a los trabajadores de lugar.

El coordinador Rivera Lerma entró a la bodega y detrás de él, su elemento. Entre los dos sometieron a los ladrones y los desarmaron.

Los elementos apenas estaban pidiendo apoyo por su radio de comunicación, y reportando la captura, cuando un tercer ladrón que estaba en la puerta de la bodega entró sin que nadie lo viera. Sacó una pistola que llevaba en la cintura y comenzó a disparar.

La gente corrió y algunos se tiraron para protegerse; sin embargo, las balas alcanzaron a los dos agentes de la PDI, y también a uno de los delincuentes.

El coordinador del operativo, Ezequiel Rivera Lerma, recibió un balazo en la frente, por lo que en segundos perdió la vida. Su elemento Alejandro Martínez Jiménez fue alcanzado por al menos tres proyectiles en el pecho, la clavícula y

un brazo.

Los agentes que acababan de escuchar la solicitud de apoyo se apresuraron a llegar a bodega. En el camino se encontraron con uno de los ladrones y lo detuvieron. Se trata de Fernando Hernández Martínez un ex presidiario acusado de robo.

Sus dos cómplices, entre ellos el que iba herido, lograron escapar.

El agente herido fue llevado en helicóptero al hospital Mocel donde ayer su estado de salud era reportado como grave. Agentes de la PDI buscaban en hospitales al hampón que se fue herido.

“Fue un desafortunado incidente en cumplimiento del deber de un compañero de la Policía de Investigación; sin embargo, la operación en la Central de Abasto continúa con normalidad, garantizando la seguridad de sus visitantes así como de los que en ella laboran”, comentó ayer uno de los directivos

de la CEDA.