Ladron que mato a un policia robo... $45 mil

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

La joyería Expressiones de Galerías Coapa, en la que murió un agente de la policía capitalina al tratar de evitar que la asaltaran, reveló que el ladrón que asesinó al uniformado, huyó del lugar con alhajas que apenas rebasaron los 45 mil pesos.

La noche del martes, personal del negocio se presentó en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), para detallar que sólo fueron algunas cadenas y pulseras de oro las que se llevó el hombre.

A diferencia de robos anteriores, en donde los montos llegaron hasta los dos millones de pesos, en este caso el atraco fue interrumpido por un agente policiaco que llegó tras activarse una alarma.

Según las primeras indagatorias, el ladrón llegó hasta la joyería alrededor de las 11:30 horas del lunes, y ahí habló con la encargada del lugar identificada como Diana Esther. A ella le preguntó si aceptaba tarjetas American Express, pues quería comprar una pieza costosa.

Cuando la señora pensaba que estaba por realizar una buena venta, el hombre sacó una pistola, luego le dio una mochila negra, y le ordenó que guardara ahí todas las alhajas que pudiera.

“Sacó una pistola y me dijo que estuviera tranquila. Luego me dio una mochila y me dijo que guardara ahí las joyas”, relató la mujer a las autoridades.

Para evitar que notaran que estaba robando, el delincuente abrió una de las puertas que está en el interior de la joyería y se escondió en ese espacio. Fue por ello que el agente de la Policía Auxiliar que llegó al negocio no se percató de su presencia.

El uniformado Ismael Antonio Ramírez entró sin darse cuenta que ahí estaba el delincuente. Por ese motivo lo tomó desprevenido y le dio un balazo en la cabeza, sin que el agente lograra hacer algo para defenderse.

Ese disparo alertó a los demás guardias de la plaza. El agente Noé Martínez Cordero corrió para ver qué sucedía, y el ladrón también lo atacó. Sin embargo este uniformado sí logró repeler la agresión y dispararle al delincuente, que finalmente escapó.

En el robo anterior a una joyería en Plaza Tepeyac, el monto fue de 800 mil pesos. Antes, en Centro Comercial Santa Fe, el botín obtenido por los ladrones fue de dos millones, y en Galerías Plaza de las Estrellas de un millón de pesos.