Los Geris ni sabian a donde iban

Los Geris ni sabían a donde iban
Por:

Por Carlos Jiménez

Los agentes del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI) que participaron en el fallido rescate de Yolanda Cevallos Coppel, ni siquiera sabían a dónde iban a realizar el operativo.

Los miembros de la Fuerza Antisecuestros (FAS), a cargo de Juan Maya, se lo ocultaron la noche de la movilización en la que dos elementos, la mujer secuestrada y su captor murieron.

Un reporte interno de la Procuraduría del DF revela que los Geris conocieron el lugar al que iban a intervenir hasta que se estacionaron afuera de esa casa de seguridad en Xochimilco.

El documento, al cual La Razón tuvo acceso, detalla lo que sucedió poco antes del fallido operativo que encabezaron Maya Avilés, y su comandante Erasmo de la Rosa.

Aquella movilización en la que murieron el comandante Julio Rincón y el jefe de grupo José Antonio Moreno comenzó a las 2:00 de la mañana del viernes 3 de julio.

A esa hora Rincón estaba en su base, en la colonia Doctores. Y ahí ordenó a sus agentes que se formaran, pues saldrían a un operativo de rescate de una persona secuestrada.

La ubicación en la que harían el operativo no la conocían los elementos, sólo sabían que debían ir hacia Periférico Sur y esperar indicaciones.

Así, dos comandantes, tres jefes de grupo y 25 agentes subieron a las camionetas Sprinter 630TES y 230TES, en las que se encaminaron sobre Tlalpan hacia el sur de la ciudad.

A la altura de Periférico, los miembros del GERI se encontraron con los elementos de la FAS que ya los esperaban en un convoy de patrullas de la dependencia. Al frente iban Juan Maya y Erasmo de la Rosa.

“(En ese lugar) les ordenan subir a las unidades para trasladarse a un domicilio que desconocían…”, dice el documento.

Todos siguieron el camino y fue hasta que los miembros de la FAS se detuvieron, cuando los Geris supieron que iban a entrar a una casa “con zaguán grande, de color blanco y fachada de color crema o beige”.

“Ahí les ordenan que bajen de los vehículos y que intervengan en el domicilio quedando al frente el comandante Rincón acompañado de Moreno”.

Luego de entrar a la casa, los agentes cayeron abatidos en el segundo piso de esa casa. Yolanda Cevallos Coppel murió, lo mismo que su secuestrador.

fdm