Los mototaxistas, ejercito de halcones de El Ojos, se esfuman de calles de Tlahuac

Los mototaxistas,  ejército de halcones  de El Ojos, se esfuman  de calles de Tláhuac
Por:

En la colonia La Conchita, en Tláhuac, los mototaxis prácticamente se esfumaron. En esta delegación ubicada en el Oriente de la Ciudad, donde las opciones de transporte entre las colonias son limitadas, en los últimos años había proliferado este tipo de servicio; sin embargo, se presume que Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, y su banda regalaron muchas unidades porque los conductores le servían de halcones para facilitar sus operaciones de narcomenudeo.

Tras ser abatido el capo, el jueves pasado, es complicado encontrar una unidad de éstas, según refieren vecinos de la zona.

Antes era normal verlas por todas las calles e incluso en paraderos clandestinos de acuerdo con el testimonio de vecinos y taxistas.

En la delegación existen al menos 5 mil mototaxis, pero la gran mayoría no tiene registro. Además, en las estaciones del Metro cercanas, como Nopalera y Zapotitlán, hay más elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que de costumbre.

Un taxista de la zona indicó que sí hay camionetas de la policía dando vueltas por el lugar, lo que da tranquilidad a la comunidad.

Este domingo las familias salieron a comer barbacoa, quesadillas y carnitas, según comentan, con mayor tranquilidad, y la misa en honor al Festival de las Luces se vio más abarrotada que en años anteriores.

Ambulantes de puestos de comida indicaron que no se percataron de alguna disminución en sus ventas, además de que no han presenciado actos violentos en los últimos días; sin embargo, habrá que esperar para ver si se mantiene así o es únicamente por la feria, añadieron.

En el bosque de Tláhuac, pequeños acudieron a sus clases de natación o patinaje como cada ocho días. De acuerdo con uno de los padres pensaron que sería más peligroso, “pero no podemos dejar que nos intimiden tenemos que hacer nuestras vidas y sentirnos seguros; ellos son los que deberían preocuparse”, comentó.

La casa donde fue abatido el capo fue sellada y es vigilada por elementos de la SSP a bordo de dos camionetas.

El grupo criminal que comandaba El Ojos cobró notoriedad en 2012, cuando lo relacionaron con plagios, venta de droga y varios homicidios.

A mediados de 2015, durante la feria de Zapotitlán, el cantante grupero Javier Reyes interpretó por primera vez un corrido que le compuso a la organización delincuencial.

Los asistentes a la misa en honor al Festival de las Luces comentaron que la muerte del líder criminal no tiene que ver con las tradiciones, las cuales no pueden dejar pasar por culpa del delincuente abatido.

Durante un recorrido que realizó La Razón se constató que los habitantes de la zona comentaban el suceso, pero en su tono parecía que fue algo que ocurrió hace muchos años.

El domicilio donde fue abatido Felipe de Jesús Pérez se convirtió en una atracción para los curiosos que cruzan discretamente por la calle y en donde aún se observan los orificios que provocaron las balas.

Antes de que colocaran los sellos de clausura algunas personas intentaron empujar la puerta para entrar, pero esto alertaba a los agentes policiacos que custodiaban el lugar y lo impedían.

De acuerdo con los vecinos de la calle Simón Álvarez, las personas se suben a los taxis y piden pasar frente a la casa donde la vida criminal de El Ojos llegó a su fin.

Un taxista de la zona indicó que hay camionetas de la policía realizando rondines, pero temen que cuando los delincuentes vean qué hay menos policías vuelva a crear inseguridad.

Con la muerte de Felipe de Jesús, se cree que la disputa por el control territorial quedará entre El Cholo y El Chicano. El primero era muy cercano a El Ojos; el segundo controla las finanzas, de acuerdo con autoridades.

Entregan a Mariana restos del líder criminal

Durante la madrugada del domingo, el cuerpo de Felipe de Jesús Pérez, El Ojos, fue entregado a una mujer que se identificó como Mariana, para ser velado en una casa ubicada en la delegación Tláhuac.

El instituto de Ciencias Forenses (Incifo) de la colonia Doctores tenía los ocho cuerpos que fueron abatidos por efectivos de la Secretaría de Marina en un operativo el pasado jueves.

Hasta las 5:00 horas del domingo, el Incifo entregó otros cuatro cuerpos que fueron identificados como Rafael, Erick Augusto, Arturo y Eduardo.

Los médicos forenses contabilizaron 79 heridas de bala en los cinco cuerpos, 12 de los impactos estaban en los restos de El Ojos.

Personas cercanas a la zona donde se realizó el velorio de El Ojos ahuyentaron a periodistas y montaron rondines en bicicletas para observar a quién llegaba al lugar.

Elementos de la SSP local y de la Semar vigilaron cerca del velorio y registraron un saldo blanco.

Fernando Nava