Mancera veta leyes que apliquen nuevos impuestos a venta de depas

Mancera veta leyes que apliquen nuevos impuestos  a venta de depas
Por:
  • yared_de_la_rosa

El gobierno de la CDMX vetó por anticipado cualquier legislación que considere un impuesto extra para venta de departamentos y casas ubicadas en zonas rehabilitadas por la administración local.

“Cualquier impuesto que fuera nuevo y que llegara a la oficina del Jefe de Gobierno sería automáticamente vetado. Yo entiendo que est ley, primero no tiene que ser una ley de cobro, es una ley que regula la vivienda”, sostuvo el mandatario capitalino, Miguel Mancera.

En ese sentido pidió a los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) modificar el articulo 94 de la Ley de Vivienda, aprobada el martes pasado, en la cual se consideró el cobro de un impuesto extra a departamentos y casas.

En entrevistas radiofónicas explicó que la propuesta que hizo desde el proyecto de Constitución en el artículo 21 sobre captación de plusvalía sólo se refería al cobro de impuestos ya establecidos, como el predial o de obras de mitigación.

“Cuando hay un desarrollo inmobiliario importante si se realiza una actuación por cooperación de estos predios, el pago que se hace a la Ciudad de México es de plusvalía, tiene un beneficio directo”.

El mandatario precisó que la contribución de mejora ya existe en el artículo 122 de la Constitución mexicana y agregó que está vigente desde 2007.

Ante la polémica generadas por la propuesta del gobierno capitalino, Mancera recordó que fue el quien pidió a los diputados constituyentes modificar el artículo 21 para que no se preste a malas interpretaciones.

“Si se puede mejorar y ser más exacta y precisa, qué bueno

“No se pretende cobrar un nuevo impuesto ni se está creando un nuevo impuesto. Esto se ha venido trabajando desde hace mucho tiempo, cuando hay un desarrollo inmobiliario importante y se realiza una actuación por cooperación de estos predios, el pago que se hace a la Ciudad de México de plusvalía”.

Lo anterior se derivó de que en el artículo 21, inciso C y párrafo 7 menciona que “los incrementos en el valor del suelo derivados del proceso de urbanización, se considerarán parte de la riqueza pública de la ciudad. La ley regulará su aprovechamiento para restaurar los ecosistemas y las zonas degradadas de la ciudad”.

Ello generó debates entre los constituyentes, quienes señalaban que era un nuevo cobro de impuesto extra a la venta de departamentos o casas por las mejoras urbanas que haya realizado el gobierno capitalino en la zona.