Matan a sujeto porque les debia diez pesos

“Me interesó indagar en la vida del hombre más rico del mundo”
Por:

Por Carlos Jiménez

Quedar a deber 10 pesos de una piedra de cocaína le costó la vida. Sergio Sarmiento Sánchez, de 51 años, no tenía dinero para completar el pago de la droga y eso provocó que sus vendedores enfurecieran: entre tres hombres le desfiguraron el rostro con un tabique y luego le cortaron el cuello con una navaja.

Este fin de semana agentes de la Policía Judicial detuvieron en Iztacalco a dos de los agresores.

Antonio Ríos es uno de ellos. Tiene 18 años y es un narcomenudista de la colonia Ramos Millán. En su barrio le dicen El Memín. Y así contó lo que pasó la madrugada del 17 de agosto:

“Yo andaba ya medio pasado (drogado), sí me acuerdo que le pegamos pero la neta no me acuerdo que lo hayamos matado”.

El fiscal de Iztacalco, Juan Carlos Rincón, supone que ése será su argumento de defensa.

“Pero hay testigos que lo vieron mientras golpeaba al hombre en el piso, gente que lo señala como el agresor… No hay duda de su participación en el homicidio”, sostiene el funcionario.

Ayer El Memín fue presentado en una conferencia. Lo mismo sucedió con otro de los hombres que golpearon a Sarmiento hasta matarlo.

Este sujeto es René Cortés. Tiene de 33 años y le apodan El Marciano. Es otro narcomenudista de la zona.

Rincón explicó que está prófugo otro sujeto identificado como El Concayo.

“Es un pleito por cuestiones de drogas. Sarmiento y un acompañante pagaron por el pedido, pero quedaron a deber 10 pesos, por lo que discutieron y entonces Sarmiento intentó huir…”

Calles adelante fue alcanzado. El Memín, El Marciano y El Concayo comenzaron a golpearlo “en la cara con un tabique, lesionándolo también en varias partes del cuerpo, como en el cuello”, relató el fiscal.

Tras seis días de búsqueda, este fin de semana, judiciales localizaron a El Memín y a El Marciano en la colonia Ramos Millán.

El Memín tenía una pistola que días antes compró en 6 mil pesos en el Estado de México. Con esa arma agredió a los agentes que buscaban detenerlo. Al final lo capturaron a él y a su cómplice.

fdm