Monreal: Gobierno para todos, lo cortés no quita lo morenista

Monreal: Gobierno para todos, lo  cortés no quita  lo morenista
Por:

“Lo cortés no quita lo morenista”, así define el delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, la relación de coordinación y colaboración que mantiene con el Gobierno de la Ciudad de México para atender los distintos problemas de la demarcación y brindar atención

a los vecinos.

A diferencia del líder de su partido en la capital, Martí Batres, opina que el desarrollo económico no puede detenerse, por el contrario, la ciudad necesita empleos y debe sumarse a la iniciativa privada en la licitación de proyectos con criterios de sustentabilidad que beneficien a la ciudadanía con servicios de calidad.

En entrevista con La Razón, indicó que su gestión está para atender las necesidades de los ciudadanos, independientemente de las preferencias políticas, por lo que en conjunto con el Gobierno de la Ciudad de México, la Asamblea capitalina e incluso el Gobierno federal implementa acciones que, además de rescatar el corazón del país, fortalezcan el tejido social.

¿Cuáles son los proyectos en los que trabaja la demarcación además del combate a la corrupción? La delegación se convirtió en el epicentro de la economía del país Estoy preocupado y quiero incidir en disminuir la inseguridad a través de trabajos de inteligencia, pero también de acciones concretas y coordinadas, para reconstruir el tejido social, para generar empleo, para construir alternativas e ir rescatando espacios públicos que durante los últimos años fueron secuestrados por delincuentes.

¿Cuáles son estos sitios y el margen de acción de su administración? Lugares que so pretexto de la situación de calle o de invasiones por organizaciones que buscan la vivienda se convierten en focos de delito. Ese es el problema principal.

Por eso estoy en la etapa de labores de inteligencia y de propuesta, tanto a la Asamblea como al Gobierno central de que coordinadamente constituyamos un frente para combatir la inseguridad.

Esta aproximación es diferente a la que sostiene el presidente de Morena en la capital, Martí Batres… Lo que hay son ópticas distintas porque él cumple su función como presidente local de partido y yo como gobernante de una demarcación, quizá la más importante por su ubicación geográfica en la capital. Esto hace que como delegado aplique políticas públicas que requieren el acompañamiento de otras instancias de gobierno.

El hecho de coordinarme con el Gobierno central no me hace renegar de mi posición política ni de mi simpatía y pertenencia a Morena. Lo cortés no quita lo morenista, lo que estoy haciendo es tratar de hacer un buen gobierno con honestidad y con rectitud, pero también con eficacia. Tengo que gobernar para todos, no sólo para los que votaron por Morena.

Yo no niego mi ideología ni mi compromiso social y político. Los estatutos de mi partido son los que me rigen y me orientan en el quehacer público: honestidad, transparencia, eficacia, rectitud en el manejo de los recursos públicos.

La incidencia delictiva se ha contenido durante su gobierno… Estoy atento y lo estamos disminuyendo. Según las estadísticas el delito ha bajado entre 9 y 11 por ciento con respecto a 2015, pero yo creo que la estadística es fría y por eso a mí me preocupa no sólo la estadística, sino eliminar la percepción de la inseguridad.

¿Cuáles son las acciones que emprende para mejorar los servicios públicos? Ya se iniciaron obras importantes. Estoy rehabilitando los parques México, España y 10 más; también los mercados públicos. El corredor principal al Monumento de la Revolución tiene un avance importante, pero quiero que sea con desarrollo armónico y sustentable.

Un delegado de Morena impulsando la rehabilitación de espacios mediante obras… Es la única manera. El desarrollo económico no se va a frenar. Lo que se tiene que cuidar es que sea un desarrollo sustentable.

Este año voy a levantar y a rehabilitar 10 parques para que la gente pueda convivir. Son 110 millones de pesos para ello y no vamos a quitar ningún área verde y los corredores y espacios aledaños van a ser más atractivos para la gente.

¿Existe un proyecto para rehabilitar la Zona Rosa? ¿Cuándo iniciará? Va a arrancar una vez que termine el proceso de licitación; es decir, en tres o cuatro semanas. Voy a repavimentar todas las calles y banquetas, la mayoría con concreto hidráulico, concreto estampado.

Es un fondo de cerca de 300 millones de pesos y abarca toda la Zona Rosa, parte de la Juárez y espero que el gobierno central también colabore. Es una zona que tenemos que rescatar, ya que tiene 18 años de abandono y no se le han metido más que parches.