Jueves 13.08.2020 - 20:41

Operadores de L5 declararon fallas en sistema de comunicacion

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Cuartoscuro

Los operadores de los trenes involucrados en el accidente de la estación Oceanía de la Línea 5, coincidieron al asegurar de problemas con el sistema de comunicación con la central, pues no obtuvieron respuesta a sus llamados que pudieron evitar el choque entre trenes.

Ciro Gómez Leyva en su noticiero de Grupo Fórmula dio a conocer las declaraciones de ambos conductores que hicieron ante el Comite de Incidentes Relevantes.

En la declaración del operador del tren número 04 que fue impactado, Rodrigo Pascual Martín, dijo que aproximadamente a las 18:00 horas con 10 minutos observó volar una lámina que cayó al centro de la vía.

Indicó que aplicó el frenado para detener el tren e informar al puesto central de control y solicitar el corte de corriente, pero no recibió contestación.

Después recibió un fuerte impacto y se desequilibró. Pascual Martín indicó que en Pantitlán le realizaron la prueba de alcoholímetro en dos ocasiones y en ambas resultaron negativas.

Por su parte, Fernando Israel Rosales Martínez, operador del convoy número 05 que se impactó, declaró haber solicitado al regulador de turno las condiciones de línea para circular al salir de la terminal Pantitlán, pero no obtuvo respuesta.

Fernando Israel Rosales señala en su declaración que al salir del túnel se encontró con una intensa lluvia, acompañada de granizo que impedía la visibilidad por lo que activo los limpiadores, pero no funcionaban.

Para evitar un deslizamiento hacia atrás, no bloqueó el tren y siguió avanzando por el tramo techado, mismo que está roto por lo que había una cascada que caía en la barra guía en la loma.

Intentó bloquear al tren con un frenado de urgencia y poder degradar el modo de conducción a manejo manual limitada, en apego a los lineamientos de la conducción con lluvia, sin embargo, por el agua y el peso el convoy comenzó a patinarse.

Al ver una luz roja, el conductor intentó frenar una vez más y solicitó el corte de corriente, solicitud que hizo en cuatro ocasiones, sin obtener respuesta alguna.

El conductor aseguró que al ver que no se detenía, saltó al andén y escucho el fuerte impacto de los trenes.

El STC es el encargado del manejo y mantenimiento de los trenes, paga la nómina y, en un incidente como el del pasado lunes, se investiga a sí mismo. Cabe señalar que ambos conductores coinciden en que no obtuvieron respuesta ante los diferentes llamados que hicieron a central.