Paran Metro para atrapar a asesino

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Las puertas del Metro que se encontraba en la estación Aragón, de la Línea 5, se cerraron apenas entró aquel hombre. El convoy comenzaba a avanzar, pero los policías Jorge Herrera y Braulio García no pararon de correr hasta llegar al primer vagón y colgarse de la puerta del operador, que al verlos detuvo la marcha.

Así fue como terminó una persecución por dos colonias… y así fue como los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP-DF) capturaron a un exreo que la semana pasada asesinó a una repartidora de la empresa Sabritas, por asaltarla.

De acuerdo con reportes de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), fue el pasado 21 de mayo cuando comenzaron a buscar a este hombre en calles de la delegación Venustiano Carranza.

Las autoridades sabían que el presunto criminal se llama Jerónimo Pulido Arizmendi, que lo apodan El Muerto y que es un expresidiario.

Tenían su descripción y sabían que en esa zona solía asaltar a repartidores junto con una mujer de nombre Angélica René Paz Guzmán, de 37 años de edad.

Así lo hizo el jueves pasado en la colonia Moctezuma. El hombre se acercó a un camión de la empresa Sabritas, donde una pareja de trabajadores se encontraba entregando mercancía en una tienda.

Pulido Arizmendi esperó a que el hombre estuviera dentro del negocio y la mujer sola en la camioneta. En ese momento subió a la unidad y con un cuchillo la amagó para asaltarla.

Pero Araceli Godínez, la repartidora, no llevaba dinero. Según los reportes eso molestó al ladrón y la atacó con el arma hasta dejarla sin vida.

Desde ese día los vecinos dieron la descripción del agresor a las autoridades.

La noche del martes los agentes de la SSP-DF Braulio García y su compañero Jorge Herrera patrullaban las calles de la colonia Simón Bolívar. Iban en la patrulla DF-104-N2 cuando vieron pasar a un hombre que coincidía con la descripción de aquel que buscaban.

Al verse descubiertos, Jerónimo Pulido Arizmendi y Angélica René Paz Guzmán echaron a correr.

Los elementos de la dependencia que encabeza el secretario Hiram Almeida los persiguieron por diversas calles hasta que se metieron a la estación del Metro Aragón.

El Muerto y su acompañante creyeron que habían escapado. Las puertas cerraron detrás de ellos e incluso voltearon para ver a los agentes afuera.

Pero los uniformados no se detuvieron hasta que lograron parar el convoy y aprehenderlos.

Ahora saben que ambos son expresidiarios. Y que están relacionados con al menos otros tres delitos.