• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Miguel Ángel Mancera mostró ayer tres réplicas de armas en el Senado para evidenciar su similitud con las reales. Foto: Especial
Miguel Ángel Mancera mostró ayer tres réplicas de armas en el Senado para evidenciar su similitud con las reales. Foto: Especial

El Gobierno de la Ciudad de México anunció que propondrá reformas a la Constitución y al Código de Procedimientos Penales federales, a fin de que el uso y portación de armas de fuego de cualquier calibre, así como réplicas y hechizas, sea considerado un delito grave y amerite prisión preventiva oficiosa en todo el país.

En conferencia de prensa, el Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, informó que en los próximos días enviará al Congreso de la Ciudad de México su iniciativa con proyecto de decreto que busca reformar artículos 19 Constitucional y 167 y 170 del Código de Procedimientos Penales.

En la  propuesta, se busca que el juez de control ordene prisión preventiva en delitos donde se utilicen objetos que tengan la apariencia, forma o configuración de un arma de fuego, hechiza, artesanal o incluso falsas o de juguete.

Lo anterior debido a que la ley federal sólo otorga esta medida a las personas que portan armas para uso exclusivo de las Fuerzas Armadas; el resto sale libres o enfrentan procesos en libertad.

“Necesitamos que la prisión preventiva que los jueces conceden sea otorgada sin importar cuál sea el calibre del arma; esto es un atento llamado al Congreso de la Unión, y para ello trabajaremos desde el Congreso de la Ciudad, para pedir que se legisle, una vez que contemos con esta norma, que es un instrumento para mejorar la función policial y de investigación.

Gráfico: La Razón de México

“Lo que nosotros queremos es generar otra iniciativa, en donde cualquier arma réplica o un objeto que se utilice para agredir y genere violencia en la comisión de un delito, sea considerado dentro del catálogo de delitos contemplado en el artículo 19 de la Constitución y sea una prisión preventiva oficiosa”, enfatizó.

Amieva subrayó la necesidad de considerar en esta figura la reincidencia como una causal, ya que del 100 por ciento de personas detenidas que cuentan con antecedentes penales y que ocupan algún objeto o arma cuyo calibre no está reservado a fuerzas especiales o al Ejército, casi 50 por ciento son liberadas y pasan su proceso penal en libertad.

Al respecto, el secretario de Seguridad Pública, Raymundo Collins, detalló que del 1 de enero al 14 de octubre de 2018 se han decomisado 4 mil 005 armas; mil 095 son de fuego, 771 réplicas y 2 mil 129 armas blancas.

En su oportunidad, el procurador capitalino, Edmundo Garrido, celebró la presentación de la iniciativa ya que es una herramienta importante para quienes se encargan de procurar y administrar la  justicia.

“No quiere decir que quienes libran la cárcel sea por impunidad, sino que es una medida cautelar distinta; si están puestos a disposición, estamos pugnando porque se le dé la prisión preventiva, no importa si (el arma) es real o réplica”, refirió.

Tras recibirla, corresponderá al Congreso local  analizar, discutir y debatir en comisiones la iniciativa enviada por el gobierno local, luego de lo cual pasará al pleno para su aprobación y posteriormente remitida al Congreso de la Unión como propuesta, donde seguirá un proceso legislativo similar.