Reforma electoral elimina 2,400 toneladas de basura en el DF

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fotos Especial

Las nuevas reglas electorales y de fiscalización a candidatos y partidos evitaron que las calles de la Ciudad de México se tapicen con propaganda política que, por ejemplo, en la elección intermedia de 2009, generó 2 mil 500 toneladas de basura electoral.

Ahora se estima que sean menos de cien las toneladas de estos materiales en las calles de la ciudad, es decir, 25 veces menos.

En entrevista, el especialista en análisis político, Sergio Bárcena Juárez, explicó que algunas delegaciones como Álvaro Obregón y Coyoacán ha disminuido la publicidad votante en comparación con la que había en 2009.

“Las cosas que pueden estar estimulando esta menor cantidad de propaganda electoral en algunas delegaciones son el acceso de nuevos medios alternativos de comunicación; la nueva reglamentación electoral que anteriormente era mucho más laxa y permisiva en cuanto al uso de publicidad externa y la mayor fiscalización”, señaló el experto.

El también profesor del Tecnológico de Monterrey detalló que entre los nuevos cambios que hay en las reglas para la propaganda votante, son en el artículo 316 y 318 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Distrito Federal.

En estos se mencionan que la propaganda impresa que utilicen los partidos políticos durante las campañas deberá ser reciclable, fabricada con materiales biodegradables que no contengan sustancias tóxicas para la salud y para el medio ambiente.

Además, la legislación en la materia señala que los partidos políticos y candidatos independientes deberán presentar un plan de reciclaje para la propaganda que utilizarán durante su campaña.

La norma electoral también establece que la publicidad de las campañas que se utilizará podrá colocarse en elementos del equipamiento urbano, bastidores y mamparas, pero sin dañar el equipamiento ni se impida la visibilidad de conductores de vehículos o la circulación de los peatones.

“Ellos (autoridades locales) están demasiado pendientes de dónde se coloca (la propaganda). No sólo hubo cambio en las reglas, también cambio la implementación, que le da una mayor capacidad fiscalizadora al órgano electoral, tiene que ver también, porque se sienten vigilados los paridos políticos”, detalla.

En tanto, el consejero del Instituto Electoral del Distrito Federal, Carlos Ángel González, recordó que por primera vez los partidos políticos deberán retirar la propaganda votante una vez que finalicen las campañas electorales, el 4 de junio.

El funcionario mencionó que con las nuevas reglas se espera obtener 60 toneladas menos de basura electoral, cantidad que se alcanzó durante las elecciones de 2009, las cuales son consideradas similares a las de este año.

“Ciertamente, tengo esa misma percepción (de que hay menos propaganda electoral que en 2009), aún cuando están las campañas del Distrito Federal y las federales. Yo creo que esa restricción de no poner publicidad en equipamiento urbano está ayudando a que la ciudad esté más limpia”, consideró.