Repartidores vía app también piden... pero seguridad, porque los roban y atropellan

Repartidores vía app también piden... pero seguridad, porque los roban y atropellan
Por:

Repartidores de comida en bicicleta y motocicleta que operan a través de aplicaciones móviles como Uber Eats o Rappi en la Ciudad de México denunciaron el incremento de accidentes viales en los que se ven involucrados, así como situaciones de violencia y robos; por ello se han agrupado para visibilizar las problemáticas que enfrentan, solicitar atención gubernamental y protegerse entre ellos.

El colectivo #NiUnRepartidorMenos, creado para dar apoyo en caso de accidente a quienes se dedican a esta actividad, indican que de enero a mayo los accidentes subieron de 38 a 52. Además, calculan que en días lluviosos o festivos se registran entre 12 y 15 siniestros a la semana. Del total en un mes, dos o tres son fatales.

Stephanie Rojas, integrante del colectivo, explicó que aunque llevan estadísticas semanales a partir de este año hay casos de los que no se enteran, por lo que podrían ser más. La estimación del colectivo difiere, por ejemplo, de la de Repubikla, otro grupo de ciclistas capitalinos, el cual señala que en los primeros cinco meses del año, 36 ciclistas fueron atropellados —un promedio de 1.66 cada semana— y cinco de ellos murieron.

“Las causas más frecuentes de los accidentes son que los automovilistas

se creen dueños de las calles; nos avientan el carro o no se fijan a los lados”

Stephanie Rojas

Ciclista

Más cercano a la cifra de #NiUnRepartidorMenos, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), en el Reporte Trimestral de Hechos de Tránsito, detalló que de enero a marzo las bicicletas se vieron involucradas en 120 incidentes de tránsito —alrededor de 9.3 cada semana—; aunque 80 por ciento de los casos están catalogados como de baja prioridad.

Para Rojas, en la mayoría de las ocasiones los accidentes son a causa de la intolerancia de automovilistas: “Las causas más frecuentes en los accidentes son que los automovilistas se creen dueños de las calles; nos llegan a aventar el carro o por el simple hecho de ir hablando por teléfono no se fijan a los lados o, como nosotros decimos, no espejean”.

Por ello, la activista pidió a las autoridades capitalinas dejar de ser indiferentes hacia estos casos y tener mayor conocimiento respecto a las reglas viales, pues aseguró que usualmente se le da preferencia a los automovilistas cuando hay una queja: “Que se les dé un curso  a los funcionarios, donde un día recorran la ciudad en bici para que ellos mismos vean las necesidades”.

Ante el aumento de los incidentes viales, los repartidores se han visto en la necesidad de salir a la calle con todos los aditamentos posibles para hacerse visibles, como luces y reflejantes, hasta letreros para sensibilizar a los automovilistas con frases como “Tengo dos gatos no me atropelles” o “Alguien me espera en casa y a ti también”, explicó Saúl Gómez, integrante del mismo colectivo al que pertenece Rojas.

El incremento de accidentes ha sido denunciado, pero advierten que la respuesta ha sido mínima o tiene pocos avances. Por ejemplo, el caso de Ximena Callejas, una repartidora de 20 años que perdió la vida el 5 de mayo pasado, al ser arrollada por un tráiler de doble remolque propiedad de una cervecera en calles de la alcaldía Miguel Hidalgo.

Después de su muerte, el colectivo participó en una reunión con autoridades de la demarcación, en la que se propuso que las empresas de reparto aseguren a sus empleados; sin embargo, sólo se logró que  ofreciera capacitación en la biciescuela.

Saúl Gómez consideró que a escala internacional comienza a generarse experiencia que busca proteger a los repartidores; por ejemplo, en Chile, donde refiere que ya hay una iniciativa que pretende regular ese tipo de servicios.

El portal de Datos Abiertos de la Ciudad de México mantiene un registro de incidentes viales reportados por el Centro de Control y Comando C5; sin embargo, la información no se encuentra desagregada para conocer la cantidad de accidentes que involucran a ciclistas.

En lo referente a la inseguridad, los trabajadores vía aplicación son víctimas de asaltos no sólo mientras circulan, sino que también los padecen a manos de  los usuarios que solicitaron sus servicios: “Al llegar al domicilio ya nos están esperando para quitarnos celular, mochila y el medio de trasporte”, señaló Rojas.

Respecto a esta problemática, el portal de datos administrado por la Agencia Digital de Inovación Pública (ADIP) sí tiene contabilizados los robos en contra de repartidores, con base en las carpetas de investigación abiertas por la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJCDMX).

En 2017 se iniciaron mil 851 investigaciones por este delito, de los cuales, mil 448 fueron con violencia y en 148 casos se reportó también el hurto del vehículo; para 2018, los casos ascendieron a dos mil 165, dos mil 133 fueron con violencia y en 135 casos se robó el vehículo.

Tan sólo en los primeros cuatro meses de 2019 hay mil 162 atracos, 960 con violencia y 44 vehículos sustraídos.

Te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/mexico/para-evitar-arancel-se-perfila-ajuste-y-mas-rigor-en-frontera-sur/

http://www.3.80.3.65/negocios/calificadoras-ajustan-nota-y-sacuden-al-peso/