Repudian vandalismo en corredor Condesa; la delegacion fue irresponsable: Monreal

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

Las autoridades de la delegación Cuauhtémoc incurren en una “irresponsabilidad al no asumir con toda integridad la seguridad de la delegación” sostuvo el jefe delegacional electo, Ricardo Monreal, quien criticó que no se hayan tomado previsiones para resguardar la obra artística de José Sacal que fue vandalizada y robada en la colonia Condesa.

Sacal montó una exposición con 40 obras en la calle Nuevo León, siete de sus piezas sufrieron daños visibles. Algunas fueron grafiteadas, otras más están llenas de basura u oxidadas, mientras que la escultura de la máscara del Santo, que era expuesta entre la avenida Ozuluama y Vicente Suárez, fue robada.

Al respecto, Monreal Ávila sostuvo: “No puede quedar en una mera anécdota esta sustracción y robo y vamos a exigir que se deslinden responsabilidades y también vamos a ofrecer seguridad a artistas y expositores, y mantener la obra de arte que se exponga en la delegación”, además de anunciar que buscará un acercamiento con las autoridades capitalinas para llamar a una investigación.

“Obviamente es una irresponsabilidad no asumir con toda integridad la seguridad de la delegación, es un tema de vacío y también negligencia de la autoridad, esto lo vamos a remediar”, indicó.

Sin embargo, el zacatecano recalcó que no es una situación que sea exclusiva de esta colonia, sino que aqueja a prácticamente toda la demarcación territorial.

“La Condesa es una colonia con una historia extraordinaria pero que últimamente se ha rebajado la seguridad, y es uno de los propósitos que nos hemos marcado: rescatar la seguridad de las 33 colonias, también en la colonia Hipódromo Condesa, la propia Roma sur y Roma norte ha habido un aumento de robos y extorsiones, y ahora vandalización y descuido de artistas y creadores”.

El próximo delegado garantizó que esta demarcación será la casa de los artistas y se protegerán sus obras, para lo cual anunció que el área de cultura será una de las prioridades de su administración, ya que en la demarcación habitan una gran cantidad de artistas e intelectuales.

“Aquí estará su casa y van a ser bienvenidos y vamos a darle prioridad a la cultura porque es una de la delegación con mayor riqueza cultural y artística, no podemos despreciar, desoír a artistas, dramaturgos, actores, historiadores, politólogos o sociólogos que habitan en la delegación”, apuntó Monreal.

No me pidieron que la retirara, afirma artista

Adriana Góchez / adriana.gochez@3.80.3.65

El artista José Sacal aseguró que la delegación Cuauhtémoc nunca le notificó que tenía que quitar sus obras del corredor Nuevo León, en la colonia Condesa, ni que se retiraría la seguridad, esto luego de que la demarcación se deslindara del robo de la escultura de la máscara de El Santo y la vandalización de siete de sus piezas.

“Las piezas se pusieron ahí indefinidamente, no había ningún convenio. Que yo sepa no había ningún aviso, a la mejor ellos quitaron la seguridad, pero no me enteré. No le estamos echando la culpa (a la delegación), me interesa ver las cámaras para ver cómo ver el suceso, no quiero culpar a nadie y ni me interesa, no persigo ningún fin económico tampoco”, afirmó en entrevista con La Razón.

Detalló que se enteró del robo el pasado 13 de julio, ya que fue a ver el estado de la obra, como regularmente lo hacía, porque la pieza se iba a exponer en Tulancingo, Hidalgo, como parte de un homenaje que se le rendirá al luchador; pero, sólo encontraron la base, la cual conserva.

“Fuimos a limpiarla y a ver cómo estaba, vamos aproximadamente una semana a echarle una manita a las esculturas, pero nos percatamos que faltaba, la habían cortado. Sólo dejaron la base de la escultura, y yo la tengo. Se veía muy fea sola”, comentó.

Sobre los daños —grafitis, basura y óxido— que presentan las obras que exhiben en la Condesa, Sacal, quien en 2009 fue honrado por su escultura Holocausto, exhortó a los mexicanos cuidar la ciudad y preocuparse por el bienestar de todos.

Reiteró: “Prefiero que mis obras estén en las calles que en las bodegas, me encanta que la gente las vea y las goce. No me importa que las roben o las pinten, las voy a seguir reponiendo y arreglando”.