Requerirá de tiempo reparar portón de la SEP

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

La puerta histórica de madera del edificio sede de la Secretaría de Educación Pública (SEP), dañada hace un par de días por presuntos maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se puede restaurar pero requerirá de tiempo, aseguró anoche aquí Alfonso de María y Campos.

El director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) comentó a Notimex que hasta el momento el costo por los trabajos de restauración de esa puerta, considerada uno de los bienes con mayor valor histórico de la SEP, tiene un avalúo inicial de 300 mil pesos.

De acuerdo con el funcionario, el portón considerado patrimonio histórico se puede rescatar, pero llevará tiempo, pues se requiere de la utilización de las mismas técnicas con las que fue construida, pues se trata de un objeto que data de la época de la Colonia (1731).

“En primer lugar necesitamos dejarla reposar, ensamblarla en su estado original, tratar de conseguir madera antigua, más no nueva.

“Madera que haya vivido un poco más, es decir, lo más aproximado a lo original, y hacerlo con el tiempo necesario porque es una técnica constructiva particular”, precisó De Maria y Campos.

Refirió que los trabajos de restauración correrán a cargo de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos, instancia que tiene catalogado el inmueble, así como de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural, que cuenta con las técnicas de trabajo en madera para hacer esta reparación.

“Se puede restaurar, todo es posible. La puerta está entera, salvo los orificios realizados. Ahora lo que se tendrá que hacer, de entrada, es no parcharla con cualquier cosa, sino una integración que en pocos días y meses no se note”, indicó el titular del INAH.

Dijo que el daño causado es grave, pero no insalvable, y condenó este tipo de actos en contra del patrimonio cultural, sobre todo en un inmueble catalogado como histórico.

“Atentar contra cualquier objeto de arte, aunque no fuese del siglo XVIII, XIX o XX, que esté en un inmueble tan antiguo, tiene que ser algo que debemos de respetar”, añadió.

El pasado 3 de junio un grupo de presuntos maestros, armado con puntas metálicas y polines, dañó el portón de madera con una antigüedad de cerca de tres siglos al intentar ingresar a la SEP para entregar un documento.

La puerta de unos cinco metros de altura y tres metros de ancho y que data de la época en que fue construido el edificio, presenta dos boquetes.

Uno del lado izquierdo, de unos 70 centímetros de largo y 20 de ancho, y otro del lado derecho, de unos 20 centímetros de largo y 30 de ancho.

agp