Martes 7.07.2020 - 20:50

Solo 1 de 5 disparos mato a piloto

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto archivo Luis de la Fuente La Razón

Los hombres que asesinaron al piloto de Aeromar Bruno Hernández estuvieron a punto fallar. La mecánica de los hechos elaborada por peritos de la Procuraduría capitalina refiere que los homicidas iban en una moto y que estuvieron a punto de pasarse, por lo que los disparos los hicieron de forma diagonal y sólo acertaron uno de los cinco.

De acuerdo con los primeros peritajes del caso, elaborados por expertos de la dependencia, a los que La Razón tuvo acceso, la noche del domingo el joven circulaba en su camioneta BMW modelo 2012, a unos 20 kilómetros por hora sobre Circuito Interior.

Al parecer buscaba dirigirse hacia el Periférico para ir hacia Naucalpan, en donde vivían sus papás.

A unos cuantos metros de la salida del Circuito se le acercaron en la moto sus agresores y se colocaron justo a un costado de su puerta, por lo que al verlos se encorvó para protegerse y por instinto levantó su brazo izquierdo para cubrirse.

Fue en ese momento que le dispararon por primera ocasión. Según los peritajes ese tiro sólo rozó su hombro izquierdo; sin embargo, vinieron cuatro disparos más: el segundo penetró su espalda y le quitó la vida.

Una esquirla de las balas alcanzó a rebotar en el tablero de la camioneta y otra más en la parte alta central de su parabrisas.

El joven piloto de 27 años, finalmente perdió la vida alrededor de las 20:25 horas dentro de la unidad que apenas tres días antes, se había comprado en un lote de autos de la zona de Naucalpan.

Una línea de investigación supone que la agresión pudo deberse a un conflicto de tránsito con tripulantes de la motocicleta.