Jueves 9.07.2020 - 05:09

Tras balacera, Dione suspende tianguis

Tras balacera, Dione suspende tianguis
Por:

Durante las primeras horas de ayer, al menos dos mil policías fueron desplegados en las inmediaciones del tianguis de San Juan, para impedir que comerciantes iniciaran con la colocación de las estructuras metálicas y lonas de los puestos.

Las acciones se derivan del enfrentamiento a tiros ocurrido el domingo 23 de julio en el tianguis que se instala en  los límites de la delegación Iztapalapa y el municipio de Nezahualcóyotl, donde murieron dos personas y diez más resultaran lesionadas.

La jefa delegacional de Iztapalapa, Dione Anguiano, junto con el alcalde de Ciudad Nezahualcóyotl, Hugo de la Rosa realizó diversos recorridos de supervisión en la zona donde suelen instalarse los comerciantes.

De acuerdo con información de la delegación, los comerciantes han incurrido en al menos 14 irregularidades, razón por la que este domingo se suspendió la instalación, con el objetivo de proteger a comerciantes, vecinos y clientes del mismo.

En un comunicado,  Dione Angulo señaló que la medida se tomó en atención a quejas de vecinos de las colonias aledañas a la avenida Texcoco, por las anomalías cometidas por los comerciantes y llamó al presidente municipal de Nezahualcóyotl a aplicar la misma medida, del lado mexiquense.

Entre las irregularidades detectadas en este tianguis del lado de Texcoco están las disputas entre dirigentes, espacios de venta y cobro de cuotas; venta ilegal de bebidas alcohólicas y medicamentos; bloqueo de pasos para peatones y unidades de emergencia, así como de cruces de calles y avenidas.

También existen quejas vecinales por la basura que generan los más de siete mil comerciantes que cada domingo se despliegan a lo largo de más de ocho kilómetros de la avenida Texcoco y de la Ciudad de México.

El personal de la delegación retiró aproximadamente 337.2 litros de bebidas alcohólicas: cerveza, licores y pulque, se decomisaron cerca de 80 kilogramos de medicamentos, 81 prendas, gorras y calzado con estampado de instituciones públicas, y 12 perros que estaban a la venta infringiendo la legislación n materia de salud y protección de los animales.

Dione Anguiano enfatizó que se debe generar seguridad en los tianguis, que son un espacio público donde la gente acude a convivir, a comprar, a comer y no es posible que se convierta en un espacio de conflicto entre dirigentes, por lo que se desplegará vigilancia policial en 17 cruces de calles con la avenida Texcoco del lado de la Ciudad de México y en 19 cruces con dicha vialidad del lado del Estado de México.

La delegada de Iztapalapa dijo que el próximo miércoles se llevará a cabo una reunión entre los líderes del mercado sobre ruedas para establecer un acuerdo para poder reinstalar los puestos del tianguis con más de cuarenta años de antigüedad.

El espacio que ocupan abarca desde avenida Crisóstomo Bonilla, hasta la calle Coronel Simón Elías González, en la colonia Juan Escutia, en los límites de Iztapalapa con el municipio mexiquense de Ciudad Nezahualcóyotl.

En este dispositivo de seguridad participaron mil 500 elementos del cuerpo de granaderos de la CDMX y al menos 467 elementos de seguridad mexiquenses, además de un helicóptero que vigiló por aire las acciones de seguridad para impedir que se instalaran los comerciantes.

Las fallas del mercado

Las autoridades del lugar, colocaron una manta en que señalan los diversos puntos por los cuales los comerciantes no pudieron hacer uso del espacios para trabajar:

Venta de bebidas alcohólicas y comerciantes en estado de ebriedad. Venta de medicamentos en vía pública, especialmente los de uso controlado. Amarres a patrimonio inmobiliario del Distrito Federal. Obstrucción de tránsito vehicular y peatonal en a calle Crisóstomo Bonilla, colonia Juan Escutia. Operación de tianguis fuera de horarios establecidos en reconocimientos de tianguis. Utilización de tanques de gas de más de 20 kilos. Vehículos de los comerciantes estacionados sobre las aceras, camellones y en doble fila en avenidas y calles. Puestos sobredimensionados. Obstrucción de rampas y accesos para discapacitados. Ruido excesivo. El comercio cuenta con conexiones ilícitas al cableado de la Comisión Federal de Electricidad. Basura al término del tianguis. En algunos espacios se ha creado un clima de confrontaciones entre los tianguistas y los líderes. Promover entre los comerciantes el conocimiento de que debe existir una separación franca, entre aquellos que necesitan la vía pública, para tener un medio de subsistencia y aquellos que promueven y aprovechan el desorden social para el encubrimiento de sus actividades ilícitas.