Un chofer, clave contra El Apa

Un chofer, clave contra El Apá
Por:

Por Carlos Jiménez

El testimonio de Filadelfio González, chofer de una familia a la que le secuestraron a un hijo, es pieza clave de la Procuraduría capitalina para ligar a Sergio Humberto Ortiz, El Apá, con la banda que secuestró y asesinó a los menores Fernando Martí y Antonio Equihua.

Su testimonio es la liga principal de la autoridad local para enlazar a la banda de Los Petriciolet y la de La Flor, según la Fiscalía Antisecuestros.

Este empleado reconoce “plenamente” y señala a El Apá como quien en febrero de 2008, encabezó al grupo que los raptó a él y a un niño, y luego los llevó a la casa de seguridad en la que cuatro meses después sería encerrado Fernando Martí.

Al momento de su plagio, González fue golpeado hasta quedar inconsciente.

Dado por muerto los secuestradores lo abandonaron en un auto, en Tlalpan. Igual que hicieron con el chofer y el escolta del niño Fernando Martí.

Ante el MP local, González relató lo que le hizo El Apá el día del rapto:

En un retén policiaco “se asomó al interior del vehículo por el lado del piloto… me dijo que me detuviera, se dirigió a otros sujetos y les dijo sí son ellos.”

En el lugar estaban unos 10 hombres armados. Ortiz Juárez “me tomó con una de sus manos y la puso por encima de mi cuello, sometiéndome me presionó hacia abajo, y me subió al vehículo stratus negro, otro sujeto subió al niño”.

Tras raptarlos, los plagiarios los llevaron a la casa de seguridad en la colonia San Pedro Mártir, en Tlalpan.

Para presionar a la familia del menor, los secuestradores golpearon y abandonaron inconsciente al chofer.

Once días después, el niño fue liberado cuando sus padres pagaron 4 millones de pesos, según se detalla en el expediente

PGR/SIEDO/UEIS/049/2008.

asc