Domingo 12.07.2020 - 18:32

Video: fueron 3 los asesinos; robaron a victimas y huyeron

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fotos Especial

Tres hombres que llevaban arrastrando una maleta voluminosa con ruedas, que cargaban otra pequeña y que caminaban con toda tranquilidad, son los presuntos asesinos de cuatro mujeres y un fotógrafo dentro de un departamento de la colonia Narvarte.

Uno de ellos se va caminando del lugar; otro cruza la calle con una maleta grande y el tercero sube al Mustang rojo con franjas blancas y arranca con dirección el sur de la Ciudad de México.

Las cámaras del Gobierno del Distrito Federal (GDF) captaron el momento justo en que los sujetos salieron la tarde del viernes del departamento, en la calle Luz Saviñón para comenzar su escape.

Acababan de ejecutar a cuatro mujeres y al fotógrafo Rubén Espinosa.

La Razón obtuvo una serie de imágenes de esa huida, las cuales ahora forman parte de la indagatoria que sigue la Fiscalía de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJDF)

Eran las 3 de la tarde con 2 minutos cuando los sujetos fueron captados por la cámara que se encuentra colocada en el cruce que forman las calles Luz Saviñón y Zempoala.

En la toma se aprecia primero a dos hombres saliendo del edificio.

Uno de ellos lleva jalando la maleta negra con ruedas, mientras que el otro se dirige directamente al Mustang rojo que estaba estacionado afuera y que era propiedad de la colombiana Nicole, a la que acababan de matar.

Este hombre, que lleva una mochila pequeña, se dirige a la puerta del piloto y la abre con las llaves.

El tercer acompañante camina sobre la acera y se pierde a la distancia. Las autoridades creen que cerca de ahí subió a otro auto que probablemente tenía estacionado.

En menos de un minuto, se retira el Mustang modelo 2006. Llega a la esquina de Zempoala y da vuelta a la derecha.

De acuerdo con los reportes del expediente FBJ/BJ-1/T2/4379/15-07, los investigadores cuentan con indicios para presumir que en las maletas llevaban algunas joyas y pertenencias que sacaron de la habitación de Nicole y de la maquillista Yesenia Quiroz, la cual fue hallada en completo desorden.

Así lo relató a las autoridades la joven Esbeidy, quien vivía con ellas y quien las encontró sin vida. Sin embargo, no pudo especificar qué tipo de alhajas eran las que tenían las dos jóvenes.

Gracias al seguimiento que se hizo con las cámaras del Gobierno capitalino, los agentes supieron que los homicidas huyeron hacia el sur de la ciudad por Calzada de Tlalpan.

Elementos de la Policía de Investigación (PDI) rastrearon la ubicación del vehículo desde el sábado por la tarde. Buscaron en decenas de calles de la delegación Coyoacán hasta que finalmente localizaron el automóvil ayer por la mañana.

Estaba a unos nueve kilómetros del lugar del crimen, abandonado en una calle de la colonia Paseos de Taxqueña.

Dentro del vehículo no se halló ninguna de las dos maletas que sacaron del departamento.

Ayer por la tarde, peritos de la Procuraduría se dedicaron a buscar huellas en las puertas, los espejos y demás lugares del carro para tratar de encontrar alguna que los lleve a identificar a los homicidas de La Narvarte.

Solicitarán información a otras entidades

El Jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, instruyó al procurador del Distrito Federal, Rodolfo Ríos Garza, a no escatimar esfuerzos y solicitar información, tanto de autoridades estatales como federales, para resolver el multihomicidio de cuatro mujeres y el fotoperiodista Rubén Espinosa, perpetrado el pasado viernes en la colonia Narvarte, en la Ciudad de México.

“Estaremos muy atentos, primero a que no haya impunidad cuando se comete un crimen como éste en la ciudad”, declaró el mandatario.

Asimismo, Mancera Espinosa detalló que ordenó a la Procuraduría que esté en contacto cercano con los familiares de las víctimas del multihomicidio.

“Sabemos que hay una relación directa de este tema con Veracruz y la solicitud a los demás estados es porque, en este caso y en este tipo de asuntos, debe tenerse siempre comunicación con todas las procuradurías”, indicó.

Ivette Gutiérrez

La PGJDF aplica protocolo para feminicidio

Los golpes en el rostro y el cuerpo, la forma de tortura, el ataque sexual, el estrangulamiento… la saña con la que fueron atacadas las mujeres del departamento de la colonia Narvarte, hizo que la Procuraduría capitalina (PGJDF) adoptara los protocolos de investigación de feminicidios en este caso.

De acuerdo con las indagatorias, al menos dos de las jóvenes fueron atacadas sexualmente antes de ser ultimadas.

Las necropsias a la colombiana Nicole y a la maquillista Yesenia Quiroz establecen que las estrangularon y después les dieron un tiro en la cabeza.

Ambas fueron halladas semidesnudas dentro de una de las habitaciones. El peritaje de la Fiscalía de Homicidios detalla que Nicole estaba boca abajo sobre la cama y Yesenia en el piso. Ambas con las manos atadas por la espalda.

Los estudios, encabezados por el director de Servicios Periciales, Rodolfo Rojo, detallan que una de ellas presenta golpes en la cara y otra heridas, al parecer con arma punzocortante en diferentes partes del cuerpo.

Nadia Vera presentaba múltiples golpes en el rostro. Olivia Alejandra Negrete Avilés, quien se encargaba de hacer la limpieza , presentaba un disparo en la cabeza.

Hasta ahora las autoridades suponen que la colombiana y la maquillista eran las personas sobre quien estaba dirigido el ataque.

Un testigo dice que el fotógrafo se quiso quedar

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) cuenta con un testigo que convivió durante algunas horas con los hombres que presuntamente asesinaron a cuatro mujeres y al fotoperiodista Rubén Espinosa, dentro de un departamento en la colonia Narvarte.

Se trata de Arturo “N” (cuyos apellidos se reserva La Razón por razones de seguridad), un joven que estuvo en el departamento de la calle Luz Saviñón, desde la noche del jueves hasta unas horas antes de que fuera perpetrado el homicidio, según quedó asentado en el expediente FBJ/BJ-1/T2/4379/15-07.

En el informe del caso que indaga la Fiscalía de Homicidios, se detalla que Arturo era amigo de Rubén Espinosa. El primero de ellos vivía en la Escandón y el fotógrafo en Tacubaya.

Juntos llegaron hasta el departamento la tarde-noche del jueves por invitación de Nadia Vera.

Iban a tomar unas cervezas en ese domicilio de la delegación Benito Juárez, que rentaban por 10 mil pesos mensuales Nadia, la colombiana Nicole, la maquillista Yesenia y la empleada de Sagarpa, Esbeidy,

Ese tipo de reuniones eran comunes. Los vecinos aseguran que era normal ver entrar y salir a jóvenes y escuchar música hasta altas horas de la noche.

Según contó Arturo, durante la noche del jueves y la madrugada del viernes estuvieron juntos bebiendo algunas cervezas. Sin embargo, el viernes, alrededor de las 9:00 de la mañana decidió que ya era hora de irse.

En sus declaraciones, Arturo aseguró que le dijo a Rubén que ya se fueran, pero éste prefirió quedarse.

Horas más tarde le llamó por teléfono y le envió un mensaje de WhatsApp, pero el fotógrafo ya no respondió. Tras insistir decidió avisarle a Alma Espinosa Becerril lo que había sucedido.

Alma y Arturo fueron entonces al departamento y se enteraron de lo que había pasado. A Rubén lo habían asesinado junto con tres de las mujeres con las que convivió toda la noche y la doméstica.