Zelaya, un huesped distinguido

Beltrones descarta que PRI tenga temor a alianzas
Por:

Notimex

Al recibir las llaves, medalla y pergamino de huésped distinguido de la ciudad, el presidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales, consideró que aún es insuficiente la solidaridad internacional que ha recibido, tras el golpe de Estado en su país.

Durante la ceremonia efectuada en el Salón de Cabildos en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, afirmó que el pueblo hondureño está de pie desde hace 37 días esperando la solidaridad internacional, que ha tenido pero que todavía no es suficiente.

Acompañado por el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, el presidente hondureño reconoció el respaldo y apoyo que le han ofrecido el presidente Felipe Calderón así como el Ejecutivo local.

Sin embargo la comunidad internacional de Europa, América y Asia ha despertado de un letargo superficial que es defender la democracia, pero esto no se ha fortalecido.

Señaló que se está frente a un reto y él ha asumido la parte que le corresponde, por lo que está decidido a luchar, arriesgar y anteponer sus principios sobre cualquier coyuntura; reiteró que es ridículo premiar a los golpistas, aunque ha aceptado la propuesta del Plan Arias para que regrese la paz.

Zelaya Rosales refirió que desde hace 37 días hay huelga de maestros, sindicatos, 80 por ciento de instituciones están paralizadas y se han tenido más de 100 manifestaciones públicas con personas detenidas, además de que se han violentado los derechos humanos en aquel país.

Acompañado por integrantes de su gabinete, señaló que luchará por su restitución de manera pacífica y de acuerdo con los cánones de los derechos internacionales.

Agradeció la hospitalidad permanente e histórica de México para los pueblos de América Latina y especialmente para Honduras, toda vez que recibir el respaldo y solidaridad significa un activo muy grande dentro de los valores.

A su vez, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, manifestó su solidaridad y adhesión plena a la causa que representa Manuel Zelaya a quien llamó presidente legítimo de Honduras.

Manifestó su respeto a la lucha de Manuel Zelaya y calificó el golpe de Honduras como un acto de fuerza contra un presidente, lo que interrumpe en ese país la vida democrática.

Ebrard Casaubon otorgó la llave e impuso la medalla de la ciudad de México al presidente de Honduras, a quien también le entregó el pergamino de huésped distinguido.

Zelaya Rosales estuvo acompañado por su canciller en Honduras Patricia Rodas, y los ministros de Finanzas, Rebeca Santos; y de Cultura, Artes y Deportes, Rodolfo Pastor; así como de la embajadora de Honduras en México, Rosalinda Bueso Asfura.

mvg