Manifestantes pueden llevar cepas a sus estados

Zócalo, foco infeccioso con alcance nacional

Nivel de riesgo en una concentración va de 100 a 700 por ciento, advierte epidemiólogo; recuerda casos de rebrote por protestas en EU, España y Alemania

Un grupo de personas externa su apoyo al Presidente, ante el plantón de Frena, el pasado sábado.232
Un grupo de personas externa su apoyo al Presidente, ante el plantón de Frena, el pasado sábado.Foto: Cuartoscuro
Por:

Las recientes manifestaciones en el primer cuadro de la Ciudad de México no dejan duda de que el Zócalo es actualmente un potente foco infeccioso de la emergencia sanitaria de Covid-19, cuyo alcance podría llegar a otras entidades federativas.

Por eso, tanto las personas que protestan como las autoridades capitalinas deben asumir el riesgo que implica y las consecuencias que habrá respecto a un probable incremento de contagios, señaló a La Razón Carlos Alberto Pantoja, investigador del Departamento de Salud Pública de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

A partir de agosto, el número de manifestaciones en el Centro Histórico se intensificó, desde marzo, las autoridades detectaron al menos siete casos positivos a Covid-19. Apenas el pasado sábado 26 de septiembre, en los actos por los seis años de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, se registró una de las movilizaciones más numerosas, con cerca de 5 mil asistentes y, ayer, un contingente de feministas tomó algunas calles cercanas a la plancha, para pronunciarse por la despenalización del aborto.

Frente a este contexto, el epidemiólogo explicó que no son propiamente los contingentes los generadores de riesgo sanitario, sino las condiciones en las que se manifiestan, es decir, si hacen buen o mal uso del cubrebocas, si gritan y hablan fuerte, lo que obviamente ocurre, dijo.

Hay una ventaja, agregó, en que estos ejercicios de protesta se den al aire libre, pues eso favorece la dispersión del virus; sin embargo, es muy complicado controlar el contacto entre las personas que asisten, es muy cercano.

El especialista citó los casos de España, Alemania y Estados Unidos, donde hubo manifestaciones en el contexto de la pandemia e inmediatos repuntes en sus números de contagio.

“Nosotros los epidemiólogos consideramos que no existen riesgos inconocidos para situaciones habituales y en pandemia, eso lo sabemos todos. Sabemos del riesgo que implica juntarse y ya lo vivimos: hubo picos de contagios en México después del 10 de mayo y del Día del Padre”, advirtió en entrevista.

Cuando no se usa cubrebocas, dijo, “aumentan varias veces las posibilidades de contagio en lugares de alta concentración, depende de que esté cerrado, esté ventilado y del número de personas por metro cuadrado”, comentó.

Hasta donde yo recuerdo, dijo, el nivel de riesgo en una concentración de personas va de 100 a 700 por ciento, es decir, “de una a siete veces más”.

Para la Ciudad de México, el riesgo de un aumento de casos de Covid-19 no es tan fuerte como para otras entidades —a donde vuelven los manifestantes que se reunieron acá— dada la capacidad hospitalaria con la que cuenta la capital.

Pantoja Meléndez argumentó que el problema vendrá cuando manifestantes provenientes de otros estados se contagien aquí y lleven nuevas cepas que inicien brotes del virus en sus lugares de origen y ahí no tengan la atención hospitalaria suficiente.

“Ahí el problema sería muy, repito, muy muy delicado. Hay entidades más vulnerables que otras a un brote, como Nayarit o Colima, que tienen mayor ocupación hospitalaria; así, lo mejor que podría pasar es que los contagios se detecten y sean atendidos en la capital mexicana”, consideró.

Epidemiólogos advierten de rebrotes en entidades con menor disponibilidad hospitalaria.Fuente: SSa

Capital inicia campaña para reducir aglomeraciones.

Ángel González, titular de la Agencia de Protección Sanitaria de la Secretaría de Salud de la CDMX, señaló a La Razón que la dependencia ha logrado la cancelación de varios eventos que fomentan la concentración de personas, en acuerdo con quienes iban a realizarlos.

Eso se consiguió, dijo, tras dialogar con varios líderes de partidos políticos que querían organizar mítines que tuvieron que trasladar a otras ciudades o, de plano, reagendarlos, también con algunas peregrinaciones católicas.

Sin embargo, en el caso de las protestas en la Plaza de la Constitución, hay varios casos en los que no se logró disuadir a que no se manifiesten, por lo que aún se apuesta a “sentarnos con ellos”, para mostrarles la evidencia científica, con el fin de que asuman su responsabilidad y eviten algún daño para sus familias y para la población en general.

“Platicar con las organizaciones a las que nos podamos acercar, que están programando estos eventos, y mostrarles nuestras evidencias, para disuadir su derecho al ejercicio de manifestación.

“Vamos a distribuir folletos que justamente hablan de esto, para que tengan información de primera mano los que asisten y reflexionen sobre su conducta de alto riesgo de salud”, detalló.

Vamos a distribuir folletos que justamente hablan de esto, para que tengan información de primera mano los que asisten y reflexionen sobre su conducta de alto riesgo

Ángel González
Agencia de Protección Sanitaria de la Secretaría de Salud CDMX